Facebook Twitter Google +1     Admin

Sanitariamente, España está peor preparada que la República Checa ó Estonia

En el periódico digital, El Confidencial, se publicó el pasado 28/08/09 lo siguiente:

 

Según los usuarios, España está peor preparada sanitariamente que la República Checa o Estonia, empatando con Croacia. El último índice de Consumidores de la Sanidad Europea, elaborado por el centro de análisis Euro Health Consumer Index, baja a España tres posiciones, colocándola en la posición 21 de la lista de los 33 mejores sistemas de salud europeos que se ha presentado hoy en Bruselas. Con una nota de 630 puntos sobre los mil posibles, España directamente sale del grupo de los veinte primeros sistemas de salud de Europa.

  

El mismo informe sitúa a España por detrás de países como Hungría, pero por delante de Croacia, obteniendo una puntuación similar a la de muchos países del Este de Europa. El SNS puntúa bajo incluso en categorías consideradas fáciles de mejorar, como derechos del paciente e información o ’e-health’, destaca este estudio.

 

Según el doctor Arne Björnberg, director del estudio Euro Health Consumer Index, "en España el sistema de salud se deteriora año tras año, rindiendo muy por debajo de lo que se podría esperar". "El sistema de salud público en España parece incapaz de desarrollar una estrategia para mejorar el acceso y la calidad de los servicios que ofrece, lo que explica el gran desarrollo que ha sufrido el sector privado en los últimos años", aseveró. A su juicio, "se necesita, cada vez más urgentemente, cambios drásticos que provoquen una mayor eficiencia y calidad".

 

Holanda, ejemplo a seguir

  

Holanda gana la primera posición por segundo año consecutivo, con 875 puntos, seguida de Dinamarca (819), Islandia (811) y Austria (795). Los países que ocupan los primeros puestos de la lista han desarrollado, durante los últimos años, herramientas para que los pacientes tengan información suficiente y puedan tomar sus propias decisiones, provocando una gran presión para que el sistema mejore.

  

Al final del ’ranking’ se encuentran países que tienen sistemas de salud en los que predomina la jerarquía y la falta de transparencia. Según este documento, las diferencias observadas contradicen uno de los principios básicos de la UE, el de igualdad y solidaridad.

 

Esta opinión se compadece mal con las estadísticas que se ofrecen desde la administración sanitaria, resultado de las encuestas a los pacientes que visitan, por ejemplo, nuestro H. da Costa. Suponemos, que el Dr. Björnberg  habrá tratado de contrastar el resultado de las encuestas base de este estudio, y, por tanto, que este sea fiable en tanto en cuanto expresión de opinión del usuario.

 

En todo caso, es cierto que el sector privado, ofreciendo servicios sanitarios, ha crecido mucho. También, no es menos cierto, que la abundancia de dinero en circulación ha podido influir en este crecimiento, así como, una mayor preocupación de los ciudadanos por su salud, pero la tardanza en ser atendido, de un lado, y, lo largo que se hace disponer de un juicio clínico, de otro, empuja al ciudadano a recurrir a lo privado, a poco que disponga de medios para hacerlo, aunque, no todos los centros y servicios privados producen atenciones satisfactorias.

 

Si hay, centros privados donde el nivel de excelencia se hace patente ¡muy patente! lo que demuestra que alcanzar niveles altos de eficacia es posible, intrínsicamente, aunque, el que el personal de la red sanitaria pública sea, básicamente funcionaral, supone una dificultad añadida, a mi criterio.

 

 

  

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris