Facebook Twitter Google +1     Admin

Breverias........

Al  President  de Catalunya, el Molt Honarable  Sr. Montilla, al día siguiente de su paso por el Senado del “Estado Español”, daba explicaciones a diestra y siniestra de lo acaecido. Entre otras curiosidades, estas:

 

1ª.- “Las lenguas no tienen precio”. Era su razonamiento para justificar haberse empleado 7.000 euros en traducciones entre personajes del Estado Español, dotados de una lengua común, y lo más importante ¡! Conocida por todos los presentes ¡!. Es cierto que una lengua no tiene precio ¡!fijado!!. Se podría evaluar en tanto que constituye un acervo (  m. Conjunto de bienes morales, culturales o materiales de una colectividad de personas )  del que se deben derivar beneficios directos e indirectos, pero estoy convencido que al Sr. Montilla esto le queda muy lejos, y no solo a él. Recuerdo que la primera sentencia que se produjo en España por el hecho de haber hurtado  a una empresa, por parte de algunos de sus empleados,  la información contenida en el sistema   informático, a la hora de evaluar su valor para poder completar la denuncia, se contrató un técnico informático y el juzgado aportó un perito judicial, de esos que utilizan,   sistemáticamente, los juzgados.

 

La valoración del informático se refirió exclusivamente al costo, evaluado, de desarrollar los programas contenidos y singulares para aquél tipo de negocio, desconociendo que tanto valor como la elaboración del programa, desde la vertiente informática, lo tiene y ¡bastante más ¡ el definir las necesidades concretas que debe satisfacer el susodicho programa, así como su rodaje para perfeccionarlo.

 

Por su parte, el perito, un economista de  a Mariña, por cierto,  el caso se dilucidaba  en Lugo – se constreñía a valorar las posibles pérdidas de venta en base a una hipotética pérdida de clientes que tomarían los hurtadores ex empleados – lucro cesante-. Y, para más INRI, de la cantidad evaluada, alrededor de 75 millones de pesetas de entonces – década de los 90 – ya deducía el 35% de impuesto de sociedades, dando por bueno que la indemnización a cobrar por  la empresa perjudicada, se debería considerar un beneficio¿…?.

 

Obviamente, la dirección de la empresa, que yo ejercía, no estuvo de acuerdo, y en una vistilla ante su Señoria con nuestra presencia y la del perito, desautorizamos a aquél, accediendo el juez al nombramiento de otro que “tuviera” una “alturas de miras más amplias”; es decir, que fuese capaz de evaluar el acervo que se nos había sustraído, que estaba formado, al menos, por : los datos de los clientes.- Filiación, tarifas aplicadas, consumos, forma de pago, etc; la cartera de clientes.- costo derivado de la captación de éstos, para lo que fue herramienta fundamental, el que los vendedores rellenasen una “hoja de Gastos” con señalamiento diario de estos gastos, el nº de visitas efectuadas y el nº de clientes captados; lucro cesante evolutivo.- valorar el lucro cesante que se correspondería a un nº de   años- por deducción-que los clientes perdidos, por razón del hurto, dejarían de comprar a la empresa víctima; daño moral.-derivado de la pérdida de un nº significativo de clientes al unísono ; daños colaterales.-pérdida en la capacidad de obtener mejor precio en las compras al decrecer el volumen de éstas, potenciales pérdidas de distribuciones al decrecer el valor de las  compras, empeoramiento de la condiciones bancarias por reducción de negocio, etc. Todo ello fue considerado en la sentencia favorable a la empresa víctima

 

Por tanto,  a una lengua si se le puede evaluar su valor, en tanto en cuanto constituye un acervo, para un país o una región, en tanto que bien moral y cultural además de que constituya una herramienta favorecedora de transacciones comerciales.

 

2ª.- ¡mírense las estadísticas y se verá que esta desconsideración con Catalunya está produciendo  desafección  de los catalanes hacia el resto de España! . Supongo que el Sr. Montilla será consciente de que la desafección de la que él habla, es “inmemorial”. De no ser así, él, no sería tildado de “charnego” que es término despectivo hacia ciudadanos residentes en Catalunya y no descendientes de una línea catalana. Podría aportar bastantes más razones, pero considero que esta es suficientemente contundente. Debo, eso sí, aclarar que los desafectos no son los catalanes, son algunos catalanes  dedicados a la política y especialmente nutridos de “charnegos” como él.

 

Cambiando de tercio, oí estos días a un Sociólogo, de apellido Llorens , decir en radio que “en las ciudades es donde más se vé la calidad democrática”. Juro que me gustaría saber las razones que tiene este Sr. para afirmar tal cosa. Él, que creo procede del rural hispánico, debe considerar que esta parte de un país, el rural, no es sujeto suficiente de la Democracia porque si lo es, como yo lo afirmo, el como le trate la democracia será prueba de la calidad de aquella. Precisamente, el rural es la zona de los países donde la Democracia se esfuerza menos por proporcionar equidad a todos los niveles, produciendo déficits mayores de calidad democrática, en mi opinión, claro. Pero yo no soy sociólogo ni vivo de las tertulias como el Sr. Llorens, aunque no solo vive él de éllas, justo es reconocerlo.

 

Ayer oía al Sr. Lleida, portavoz de CiU en el congreso del Estado Español, decir que “por responsabilidad” se abstendría en la votación del famosillo decreto- digo famosillo, porque vendrán otros más descollantes, y, entonces deberemos emplear el término famoso - . Estos politicastros de la Catalunya, una y otra vez y,  hasta la saciedad, apoyados por mindungues de la información y el análisis político, se hartan de pregonar que contribuyen a la gobernalidad de España con su proceder pastelero, cuando realmente, con su pasteleo – arte muy desarrollada en Catalunya – a lo que contribuyen es a “colocarse” bien éllos y desestabilizar al resto del territorio que se ve ninguneado a favor de éllos. Pero, lo más grosero – por gordo – se produce cuando dice, solemnemente, que “todo el mundo sabe que sería malo quedarse sin gobierno en una situación de extrema crísis como la que estamos viviendo en España”. A tal respecto:

 

            a) A la profundidad o enjundia de esta crísis, el Sr. Lleida , en nombre de su coalición, contribuyó, apoyando unos presupuestos falaces. Si apruebo unos presupuestos falaces, estoy dando una idea de la situación del País, que es falaz (adj. Engañoso, mentiroso: argumento falaz.). Por tanto, Sr. Lleida, vd es parte del problema, como secularmente lo fue , es y será CiU. Generar un probléma para luego aportar una ayuda a una supuesta solución, no es, a mi entender, precisamente, aportar gobernalidad y, si todo lo contrario.

 

            b) No es verdad que unas elecciones supongan quedarse sin gobierno a un País, lo puede ser en España, en tanto en cuanto existan “favorecedores de la estabilidad gubernamental como CiU  o:  PNV, UPD, C.C. BNG etc, lo que presupone semanas y semanas de “pasteleo”. El Sr. Lleida, ministro de los Exteriores, frustrado, no vé o mira más allá de los pirineos, de hacerlo, hubierase percatado de que hace unos poquitos días  la U.K. celebró elecciones, y sin una mayoría absoluta, tardó 24 horas en constituirse gobierno y éste – lo importante – comenzar a tomar decisiones trascendentales. Por tanto, Sr. LLeida, argumento desmontado.

 

Una frase relevante de la semana: “ la Fiscalia no ve caballos donde los hay- y no pocos y baratos, añado yoy busca cosas- trajes, añado yo- donde no los hay”. Yo supongo que, presuntamente, algunas cosas habrá. Cuestión diferente es,  que la Fiscalia, que debería ser del Estado, lo sea de otra cosa. Pero,  de ello son responsables todos los políticos, aunque la Ley que lo permite, la pergeñara el PSOE. Este “cancer” que infesta a nuestro sistema político, a quien perjudica ¡siempre! es al ciudadano de a pié, a los políticos, solo en algunas ocasiones y siempre por vendettas.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris