Facebook Twitter Google +1     Admin

Se dice que la moda siempre retorna, pasado un tiempo. El peligrosísimo atavismo político también.

Me decía un político de Foz, hace unos pocos días, que las cosas van a mejorar. No me aclaró si esa supuesta mejoría sería en : Foz, Lugo, Galicia, España, Europa u Occidente. Las expectativas no son, precisamente halagüeñas. En España, la deuda privada, datos aparecidos la semana pasada, asciende a la friolera del 230% del PIB; más o menos 2,3 billones de euros. A esta, debemos sumar la pública, la de la Administración Central, la Autonómica y la municipal, que se reconoce en alrededor del 90% del PIB; es decir, otros 900 mil millones de euros. La devolución ¡!solo la devolución!! Para el próximo año, parece supone 1000 millones diarios durante 365 días, dinero que no tenemos disponible, porque hay que mantener los gastos básicos de sanidad, educación, defensa, justicia, etc etc etc. El sistema financiero no tiene un euro y si muchas deudas. Las que le originan los particulares- la morosidad se admite alcanza alrededor del 10%- más, la generada cuando concedían créditos a destajo y hora los tienen convertidos en solares y viviendas de reducido valor en comparación con la tasación para el crédito. ES verdad que habrá un banco malo donde aparcar los activos que proceden de los impagados de promotores inmobiliarios y constructores, fundamentalmente, pero los bancos- que no serán todos, los grandes no lo harán- que entreguen sus activos “tóxicos” lo tendrán que hacer con quitas de entre el 70 y 80% del valor contable, lo que les originará una derrama fabulosa que incidirá en su funcionamiento futuro, a negativo. Se dice que los privados se están desapalancando; me dicen que es verdad, y que lo hacen a la fuerza. Las empresas, porque la banca les está obligando con restricciones legales que les dificultan muchísimo el crédito e incluso la renovación de los existentes así como las líneas de descuento. Me informaban recientemente, que muchas Pymes y negocios pequeños, estaban utilizando sus líneas de crédito para fines que nada tienen que ver con el negocio para el que fueron solicitadas, y, ahora, les están obligando a recurrir a créditos convencionales que, además de un mayor interés, implica plazos de devolución fijos, y, los otorgan mucho más restrictivamente como consecuencia de la previsión ,o no, de dificultad para cumplir. Me explicaban, que es corriente recibir la visita ,a las entidades de crédito, de ciudadanos que como carta de presentación deben reconocer créditos importantes en otras entidades, y, que argumentan  que el pretender otro, en nueva entidad, es debido a que les tratan mal en la actual acreedora. Analizada la situación, se descubre que estos ciudadanos disponen de créditos importantes en relación con su escaso -e incluso nulo- patrimonio soporte. La vía que sigue la nueva entidad para no otorgar un nuevo crédito, es la de exigir un “fajo” de papeleo legal a entregar para el “estudio del crédito”. Como eso delataría situaciones, incluso, peores que las admitidas a bote pronto, la mayoría no retornan con los papeles demandados y tienen que ajustarse al desenpalancamiento que la primera entidad les exige. Con todas esta dificultades, el endeudamiento de privado se reduce ¡! A la fuerza ahorcan!!. Pero ¿Qué ocurre con las administraciones?

 Ya lo estamos observando. Intentan ingresar más, a base de esquilmar al contribuyente, pero no acometen con decisión la reducción del origen de los inconmensurables  gastos superfluos a los que nos han conducido durante los últimos 35 años. Reconocía públicamente, en entrevista a los medios, el senador por Orense y BNG D. Xosé Manuel Pérez Bouza, que él como senador percibe 5.000 euros/mes en números redondos, además de otra serie de ventajas que no enumeró, y lo hace para no hacer nada, dice. Según él, tanto el Senado como las Diputaciones, son entes en los que no se hace nada, con el astronómico presupuesto de 6.000 mil millones de euros, de los que, según el Sr. Bouza, los políticos “funden” 4.800 millones. Me lo creo, véase los millones que gasta la Diputación de Lugo y en que y como  lo hace.

Por si esto fuera poco, tenemos al País dedicado a xuntanzas y manifestaciones de todo tipo. Plataformas, y sindicatos , sinergizados por sus partidos correspondientes, están todo el día, dale que dale, cuando no produciendo robos y declaraciones de independencia. España se llenó de “cojos manteca” como preconizamos ,desde este blog , ocurriría antes de las últimas elecciones generales. Se dice que la moda siempre retorna, pasado un tiempo. El peligrosísimo  atavismo político también. Al Presidente del Gobierno de España, que debería estar centrado en arreglar este desastre que nos aqueja desde el 2007, y, arropado convenientemente por los de dentro- de su partido- y por los de fuera- oposición- le acontece que no solo le atacan ,sin descanso, los de fuera y  todos los cojos manteca que son, si no que también algunos de sus conmilitones, sus correligionarios para poder ocupar su puesto ¡! El poder!! de enriquecerse y enriquecer y favorecer a sus allegados.

Por cierto, que los manifestantes de la Mariña, el colectivo de los 100 , parece que menguan. La prensa y radio ya dicen “ Se han manifestado casi 100 personas”, y además, lo hacen a cuenta de los impuestos de todos los que los pagamos. Juntar casi 100 personas ante el Hospital- último evento del que tengo referencia- promovido por todos los sindicatos dicen bien a las claras, a quien representan y quienes se manifiestan itinerantemente. 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris