Facebook Twitter Google +1     Admin

¿La sobrecarga solo afecta a los que sustituyen a los que están en las listas de contratables? ..

Lo cierto es que, escribir/opinar sobre lo que acontece en Foz, es sumamente aburrido. No existe nada al margen de la indiferente  actividad política que llame la atención. Y, la actividad política resulta indiferente, porque es anodina. La sociedad focense esta hibernada  intelectualmente hablando y eso conlleva a que el pueblo esté indolente, socialmente hablando. Una vez dejado atrás la vorágine derivada de  la construcción irracional que mantuvo en pié de expectativa  a todo el Concello- y enriqueció  a unos cuantos – hemos vuelto a nuestro estado natural: la hibernación, exclusivamente alterada, por esa loable iniciativa, de la asociación de empresarios y comerciantes, que monta cada semana un jolgorio seudo gastronómico con la intención de activar las ventas de la hostelería a la par que aminorar las penas con suculentos caldos vinícolas o con esa cerveza gallega que un determinado spot publicitario, tacha de carallo. Lo que si se mueve es la recaudación. Hoy me acerque a la oficina de recaudación, como cada año, a preguntar por mi deuda del IBI, y ésta, para este ejercicio y por una vivienda unifamiliar, asciende a ¡! más de 900 euros!!. Lo infumable no es a lo que asciendo, que también, lo es el triste destino que le darán los que viven y los que lo intentan de ejercitarse en política.

Pedraz dixit, y los españoles también, una vez más, según el barómetro de septiembre pasado, que los políticos son el probléma. Si eso es así ¿Cómo es que el Pueblo les confiamos la solución? . Bueno, a fuerza de ser justos y equitativos, confiar, confiar, no, no lo hacemos, según el CIS; no les confiamos casi nada. La solución al probléma- que son éllos mismos, recuerden- tampoco. Pero, tienen la sartén por el mango, y cocinan lo que les apetece, siendo lo que les apetece más de lo mismo, no reconocen- en público- ser el probléma y se autoatribuyen ser la solución  y mientras esto acontece y se montan líos monumentales ¡!y peligrosos!! para prolongar la agonía, nos crujen con una creciente expoliación . Si, si, expoliación, porque éllos fueron, fundamentalmente, los que nos condujeron a la situación actual por eso es injusto el sacrificio económico a que nos someten, y quitarle a una injustamente lo suyo, se dice expoliarle.

Pero esto en Galicia, al menos, acabará en pocos días. Anda por ahí un político que dice tener la solución, y que esta, en parte, pasa por “prohibir os touros  na Galiza”. ¡!Joder!! ni se molestan en ser originales. Yo creo, que sería mucho más eficaz prohibir las vacas, a tenor de lo que dicen los sindicatos agrarios. Los propietarios de las vacas en Galicia están vendiendo su producción por debajo de los costos, y eso, es una ruina ¿No?. Lo cierto y verdad es que la ganadería láctea ha venido recibiendo ayudas desde hace lustros, muchas de ellas fueron destinadas a otros menesteres que los predestinados, por eso, entre otras razones, la situación, actualmente, prosigue siendo mala, y, los sindicatos ¡!off course!! no son ajenos del todo ello. En cierta ocasión, yo le recriminaba al representante de uno de los sindicatos agrarios el que no pusieran más énfasis en reeducar ,al ganadero, en una praxis que les llevare a la evolución necesaria para competir en el mercado de la UE. Esta sindicalista me respondió, “si tú te ves capaz de llevar eso a la práctica, vente al sindicato y te ponemos al frente de esa política”. No entraba dentro de mis cálculos el dedicarme al sindicato, pero no a mucho tardar, me di cuenta de que aquél hombre decía la verdad. Por eso, digo que, no son ajenos del todo, aunque sí  en mucho. Galicia mantiene, actualmente, alrededor de 40.000 explotaciones lecheras de las que, solo 8.000- redondeando siempre- son viables, en por si, en el actual mercado europeo. Otras 10-12.000 necesitan complementar la renta de la explotación con otras actividades o pensiones de mayores. De éstas, solo unas muy pocas podrán alcanzar la viabilidad, en por si, pero quedan, además, alrededor de 20.000 que no alcanzarían la viabilidad y por tanto tienden a desaparecer. La viabilidad no la alcanzan solo por no estar actualizadas en medios, y si, por carecer de extensión de terreno disponible para sostener un número de vacas suficiente que haga rentable su explotación industrial. Otros factores determinantes en los precios al productor lo son: el volumen de leche entregada, muy penalizado en el caso de pequeñas explotaciones y el destino final de esa leche. En Galicia solo el 70% de la producción se manufactura aquí. El 30% restante se vende refrigerada para manufacturar fuera. De ese 70% que se queda aquí, el 75% se dedica a leche de consumo UHT, con un valor añadido muy bajo, siendo el 30% restante dedicado a queso y derivados, donde el valor añadido puede ser superior. Por tanto, las explotaciones inviables, cuando antes lo sepan que lo son y serán, mejor. No cabe culpar de ello, solo, a la Administración, porque la Administración no puede crear tierra para cultivar forraje ni prados para pastar. Puede, eso si, promulgar leyes que impidan que mientras estas explotaciones se van al carajo, existan terrenos baldíos generando, además, problémas de incendios. En eso y a eso, deberían, ahora, antes y después, dedicar parte de su vociferante esfuerzo los sindicalistas, a coadyuvar a que la Administración y los Partidos políticos, se dediquen a solucionar la parte del probléma que sea solucionable, en lugar de fidelizar votos con políticas del pan para hoy y hambre para mañana. ¡!He dicho!!.

Los sindicalistas son la releche. Esta mañana escuchaba a uno del Hospital da Costa, que informaba se van a manifestar- lo hacen día sí y día también, se han sumado a la troupe de los cojos manteca encargados de desestabilizar - ¿Por qué, en esta ocasión? Porque la Dirección de enfermería está utilizando a profesionales en plantilla para sustituir: absentistas, vacaciones y enfermedad,  en lugar de contratar a profesionales ajenos al centro- algunas sin haber trabajado nunca, ¡!ojo!- que están en unas listas denominadas de contratación en calidad de aspirantes a ser contratados. Y, dice el buen sindicalista, que eso además de ser ilegal ¿…? – supongo que esa ilegalidad emanará, si es que emana,  del convenio, que no de una Ley-¡!!erosiona la calidad asistencial!!!porque los profesionales de plantilla, sufren una sobrecarga de trabajo. ¿Me lo dice o me lo cuenta, Sr. sindicalista?. Entonces, los profesionales de la medicina que después de estar en su centro una jornada laboral- convenida en el convenio- desarrollan otra, y más intensa, en sus clínicas, u otras, particulares ¿Erosionan la calidad asistencial en ambos dos casos? O ¿La sobrecarga solo afecta a los que sustituyen a los que están en las listas de contratables? ¡!Buena pregunta ¡! ¿Eh? ¿Tiene respuesta, vd? Seguro que si, alguna falacia nos saldrá del manual del buen sindicalista. Y, lo que más me indigesta de esto, es que, el que hace de entrevistador, le consiente a vd decir estas simpleces, que luego determinados pacientes, se amilagran con ellas y las van transmitiendo de boca en boca, como causa de lo mal que les han acertado en sus diagnósticos, en el Hospital, que les obligó a ir “por privado” donde les atendió, en casos, el mismo personal sobrecargado habiendo obtenido un acierto total, en este caso si, aún mediando la sobrecarga. Asi acontece, y así lo contamos.

nota del autor: el capítulo de este artículo que se refiere a las explotaciones lácteas en Galicia, contiene un error importante. Se tomó la estadística de explotaciones y finalidades a las que se destina la leche producida, del año 2001 en lugar del 2011, por tanto, esos datos son correspondientes al 2001, en lugar del 2011, donde el número de explotaciones quedó reducido a alrededor de 12/13.000. Ruego disculpen el "gazapo".



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris