Facebook Twitter Google +1     Admin

Dr. Miguel Cabanela siempre echó una mano a sus vecinos, a sus amigos y a los amigos de su familia, en esto de la medicina. El Hospital de Burela, es testigo de ello. ....

En este País los cazurros por metro cuadrado semos tantos que, si volásemos, no se vería el sol. Verdad es, que en abundantes casos, no solo está presente el cazurrismo atávico, y si, también, el cazurrismo interesado, ya sea por cuestiones económicas, ya sea por las políticas. No ha mucho que en una reunión de la Directiva de la Federación Lucus Augustí, un cazurro sostenía que la planificación del Sergas de desplazar a especialistas médicos a distintos centros del Servicio, para evacuar consultas, aplicar terapias y operar, era una atrocidad. La sinrazón en la que pretendía sostener su teoría, era la de que el paciente no sería asistido, después, por ese especialista, lo que el cazurro entendía como un deterioro de la asistencia. Yo le expliqué que, habitualmente, cuando te asiste una especialista de primer órden, luego, salvo caso de necesidad, quienes te atienden en el pos- lo que sea- son los  integrantes del equipo. Eso, en clínicas y hospitales privados de primer órden. Incluso, le ponía como ejemplo, las asistencias que el Dr. Cabanela González-Seco había efectuado en el Hospital de Burela, a familiares y/o amigos. Después de intervenir, obviamente, regresaba a EEUU, pues esas asistencias las hacía coincidiendo con un viaje oficial a España u otro país próximo. El Dr. Cabanela González-Seco, va a asistir al equipo que debe intervenir nuevamente al Rey, y estoy seguro que quien cuidará del pos-operatorio y de la rehabilitación, será el equipo habitual que ya le intervino antes. ¿Sufrirá por ello la asistencia al Rey?. En absoluto. El Dr. Cabanela González-Seco, de lo que es especialista, es de la cirugía de la cadera. Una vez efectuada aquélla y después de una primera revisión, su trabajo habrá concluído. Él dirigirá la operación, en el resto de acciones, intervendrá sin estar presente necesariamente.

Por cierto, que los que somos cazurros, deberíamos tomar nota de este hecho, el que se haya echado mano del Dr. Cabanela González-Seco( nacido en Mondoñedo). ¿Por qué se recurrió a él? Yo creo que por ser un gran especialista en la cirugía de la cadera. Ayer escuchaba yo sostener a un médico en la radio, que este mindoniense  es el número 1 mundial en esa especialidad. Yo no se si es el 1. Si se que es un especialista en esa patología, en concreto, y, que dada su edad y permanencia en la clínica Mayo, por sus manos han pasado miles de casos y de los más graves; consecuentemente, como además es un extraordinario profesional, de eso debe saber como el que más. Y, lo que para mi es más importante, si él considera que hay una voz más autorizada, lo dirá y propondrá. Yo siempre cuento, que cuando estás delante de un gran especialista tienes la suerte de que recurrirá a otro que lo sea más que él, si así se hace necesario. Yo tengo dos experiencias directas de ello. Una con el Dr. Bravo, Neurocirujano de la Ruber y la otra, con el propio Dr. Cabanela González-Seco.  El primero me visitaba de una dolencia en la columna vertebral, con la ayuda de una RM que yo portaba. La visionó y me dio su pronóstico, añadiéndome : no obstante, espéreme 5 minutos aquí que voy a consultar con mis radiólogos su opinión. Él es el jefe del Departamento, él es el neurocirujano, pero sabe que quién estudia con más profundidad las pruebas radiológicas, son los propios radiólogos, que después deben emitir su informe, del que se fían los especialistas. El Dr. Cabanela González-Seco, me hacía el favor de verme en casa de su padre una vez yo fui operado por el Dr. Bravo. Tenía yo algunas limitaciones derivadas de la operación, ya advertidas por el Dr. Bravo, pero dada la fama del Dr. Cabanela González-Seco, busqué la oportunidad de que viniera a visitar a su anciano padre, para atracarle pidiéndole me diera un vistazo. En el preámbulo,  me dijo que me había operado un gran especialista con muchísima experiencia- tenía más de 70 años- y que eso era una garantía. Una vez revisó las pruebas radiológicas de antes y después de la operación, me pronosticó que a su criterio la operación era necesaria, y que el resultado aparentaba óptimo. Y añadió: como sabes yo soy especialista de cadera, y aunque veo algunas espaldas, en la clínica hay compañeros más centrados en esto tuyo, por tanto, me llevo el material para que lo vean éllos, y luego te diré.

Así son los grandes especialistas. Reconocen que su campo es limitado y es en el donde su conocimiento es importante

Por esa razón, yo vengo sosteniendo que, la idea de apoyar a los distintos servicios de los hospitales del Sergas, desde hospitales de referencia técnica, con especialistas, puntualmente, es una importante ayuda a la calidad técnica de la asistencia muy a pesar del parecer de cualquier cazurro.

No quiero acabar este relato, sin hacerme eco de algo que yo ya conocía. El Dr. que alababa la calidad técnica del Dr. Cabanela González-Seco en la radio, también alababa la muy positiva referencia de los muchos médicos españoles que pasaron por el departamento del Dr. Cabanela, en la Clínica Mayo, para especializarse o perfeccionar alguna técnica. Todos aducían el extraordinario comportamiento de este mindoniense para con éllos, más allá de lo que sería propio del profesional.Esto mismo lo hacía con los pacientes españoles. El Dr.  Miguel Cabanela siempre echó una mano a sus vecinos, a sus amigos y a los amigos de su familia, en esto de la medicina. El  Hospital de Burela, es testigo de ello. En esto, también es un  número 1 y propio de los grandes. Gracias Dr.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris