Facebook Twitter Google +1     Admin

Requiere esto, como única vía, el amorear personal sanitario en los Centros de salud o en los PAC? ......

Las algaradas acerca de la sanidad vuelven otra vez a la vida de la costa lucense, promovidas por el BNG, su sindicato y el Psoe y el suyo, como promotores fundamentales, aunque, todo hay que decirlo, con un mayor protagonismo del Bloque. Ahora, el motivo arranca de que en Cervo y Ribadeo, se han suprimido sendos médicos de los centros de salud, uno en cada caso. El último, el de Ribadeo, que tenía asignadas, parece ser, 700 cartillas, que es una cifra muy baja y llamativa por tanto. El Sergas amortizó ese puesto repartiendo las cartillas entre el resto de facultativos, que aún así, no alcanzan la media de cartillas estimada como idónea, alrededor de 1.500 cartillas, creo recordar. El alcalde del pueblo, que le gusta más salir en os medios que una tiza a un tonto, dijo que esa cifra media de alrededor de 1.500 cartillas, no está recogida por  ninguna Ley por tanto, no es una norma legal. Así es, no es norma legal pero si un parámetro reconocido por los técnicos de sanidad del Servicio de Salud Nacional. Cabría preguntarle al Sr. Alcalde, si hay norma legal para establecer que Ribadeo tiene que tener un número concreto – el que él dice- de médicos adscritos al Centro de Salud. Alega el susodicho, que aunque esa cifra de cartillas/médico sea un parámetro utilizado en otros lugares, en Ribadeo y en Galicia, se dan unas circunstancias especiales. Y, es verdad. ¿Hay una gran dispersión  de población en la Galicia Rural? Si. ¿Hay un fuerte envejecimiento de la población? Si. ¿Hay una situación de polipatologías en los población mayor? Si. ¿Requiere esto, como única vía, el amorear  personal sanitario en los Centros de salud o en los PAC? NO. Le recuerdo al alcalde, que con mucho personal, el servicio estaba masificado y las quejas eran constantes. ¿Solución factible? Buscar alternativas apoyándose en la disponibilidad de nuevos medios tecnológicos, que es lo que se está implementando poco a poco, con fuerte oposición de parte del personal del Servicio de Salud. Estas alternativas previstas, entre otras, pasan por:

            -Desarrollar el Plan HADO (Hospitalización a domicilio)

            -Teleasistencia

            -Aprovechamiento de los nuevos centros de día  y del personal cualificado del que deben ser dotados para prestar servicios  como la rehabilitación, etc etc a pacientes ajenos a los usuarios fijos, optimizando así, este recurso

            -Receta de larga duración para crónicos y receta electrónica que han reducido el tiempo destinado por los médicos más de un 25%

            -Mejora de los medios para el personal facultativo de los centros de asistencia primaria, C de Salud y PACs:

                                               Historial médico On line de todos los pacientes, aunque no sean ,éstos , pertenecientes a su cupo e incluso Centro de Salud o PAC

                                               Interacción con la Asistencia Especializada

                                               Formación continuada

            -Control de la hiperprescripción actual que tantos perjuicios causa a la salud y a la economía

            -Mayor profesionalidad en la definición de prioridades, apartando la recomendación

            - Servicios preventivos para determinadas patologías de elevada incidencia y gravedad.

Pero, claro, la racionalidad no es una buena aliada, según para quienes. Si te dedicas o tienes como base de acción política la crítica destructiva, has de huír de la racionalidad y fomentar la irracionalidad. Por eso, no es extraño que algunos ¿insignes? diputados “comprendan” la actuación de los rapaces de la pólvora, la cual cosa viene, lamentablemente, a darme la razón, cuando yo manifestaba que, presuntamente, si no eran, hasta ahora, localizados y detenidos, era por algo ajeno a la capacidad de las fuerzas del órden.

 

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris