Facebook Twitter Google +1     Admin

decía que lo primero que hicieron los medios, especialmente algunos, con el cadáver de la asesinada todavía presente, fue buscar una justificación para el crimen.....

El asunto de León puso en efervescencia a los medios de comunicación, tertulias y demás foros. Este tipo de acontecimientos mueven a los profesionales, de aquellos, a sesudas reflexiones acerca del estado de nuestra sociedad. Eso sí, pasado el día se acabó lo romería, que tan agudamente vaticina el refranero. Estos integrantes del Stablishment, viven al día. Viven del titular, como hoy mismo reconocían en una tertulia mañanera, y eso implica llenar el espacio de cada día de titulares, fundamentalmente. Creo que fue el martes, cuando en una tertulia, una integrante, no periodista, profesora de universidad y analista política, soltera ella, y hasta hace pocas fechas compañera sentimental de un ministro en activo, decía que lo primero que hicieron los medios, especialmente algunos, con el cadáver de la asesinada todavía presente, fue buscar una justificación para el crimen. Surgieron varias y variadas, que ha día de hoy, parecen no tener consistencia, a tenor de los datos que van saliendo. La persona que esto decía, lo hacía para confrontar esta actitud con la que se da en crímenes de los catalogados como violencia de género/machista, donde no se busca justificación alguna. Ipso facto, el conductor del programa interrumpió a la contertulia y llevó el debate a otro lado. Hace tan solo unos días, yo reflexionaba aquí acerca de esa indolente actitud ante crímenes que, con una simpleza atroz, se catalogan de violencia de género/machista, cuando, en no pocos, cabría deducir causas que lo han motivado y de esa deducción, cabría, a su vez, poner remedios, más allá de ridículas manifestaciones y creaciones de entes donde colocar unos cuantos colegas más. Celebro que la tertuliana en cuestión lo haya evocado, aunque, tristemente, el periodista conductor del programa, haya abortado su debate. Espero que no se tarde en poder debatir públicamente acerca de la irregularidad que supone no entrar a conocer  esas potenciales causas, en aquellos casos donde parece incomprensible se esté ante un simple asesinato por violencia de género/machismo. En cuanto al  crimen de León, los medios expusieron como justificación los trapos sucios, supuestos, de la asesinada. Hoy, lo conocido, va por otro lado. Una vez más se han cubierto de gloria o de otra cosa escatológica. Solo escuché a Victoria Prego, aquella misma noche, decir que a ella le faltaba algo. No asumía la simpleza del despido ni la supuesta dureza de trato de la política asesinada, ni sus muchos trabajos. Otro asunto a considerar, es las rasgaduras de vestiduras de algunos políticos y periodistas por la barbarie que se originó en las redes sociales. Quiero recordar, que quienes comenzaron a utilizar maliciosamente las redes fueron los políticos. Recuerden las primeras horas siguientes al 11-M, por ejemplo. Recuerden las convocatorias de acciones violentas a las puertas de determinadas personas, etc etc, y recuerden también, como se han utilizado contra determinados políticos. Y, si todo ello no lo recuerdan, vean como en Galicia, dos concejalas, han sido demitidas por utilizar las redes, en este caso de León, maliciosamente. Por cierto, que la famosa cuota del ínclito Sr. Zapatero y sus mariachis, han llevado a la política a señoras que nunca deberían estar representando políticamente a la Sociedad. Por su parte, los periodistas las utilizan como arma participativa y elemento referencia de su importancia cara a la captación de publicidad, y, obviamente, estimulan la contradicción entre los participantes, como también hacen en las tertulias, incluso ficticiamente para generar interés

Y luego están los aprovechados. Siempre afloran, por grave que sea la ocasión. Algunos periodistas decían que eso de las redes sociales, que ellos identifican como periodismo ciudadano, conlleva a esas barbaridades expuestas en las redes. Sostenían, como razones, que de la misma manera que no hay medicina ciudadana, no debe haber periodismo ciudadano. No pueden estar más al margen de la realidad. Existe medicina ciudadana y ¡!funciona de p… madre!! ¿Qué son, sino, los amañadores o curanderos?. Y si no estuviera reprimido por la Ley, que lo considera un delito por intrusismo, cuando menos, habría bastantes más. ¿No tenemos casos de supuestos médicos que han ejercido, alguno con pericia, se dice, sin haber pasado por la facultad? . Pero, en todo caso, el periodismo ciudadano no será nunca esos diálogos- no todos, por supuesto- entre bárbaros que son incapaces de articular un argumento sin insultar gravemente al colega, que consideran enemigo. Por cierto, que la barbarie en las redes sociales, proviene, fundamentalmente de antagonismos políticos ¿Se han dado cuenta?. Entonces, bueno será, que los que se dedican a la política comiencen por reconocer que sus actitudes y pedagogías, pueden estar  conllevando a esa situación. Observen, que nada más decir el Ministro del Interior, que se va a tratar de regular esa barbarie, determinados políticos, en especial, se le lanzaron a la yugular, previniendo de que se pretendiere acallar a las redes, por tanto cabe utilizar aquí aquel latinazgo usado en la Administración de Justicia ¿Cui Prodest?. ¿A quien aprovecha?  la barbarie. Otra contertulia, profesora de Derecho Constitucional y ex ministra del Sr.  Zapatero, en su primera intervención, en la tertulia, al día siguiente del crimen, por la mañana, aprovechaba para decir, que una vez aclarado el crimen, habrá que debatir sobre la utilidad de las Diputaciones ¿Son aprovechados o no, estos/as celebridades?.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris