Facebook Twitter Google +1     Admin

Moncho Borrajo, este transgresor nato y simpatico....

Hacía tiempo que no veía a Moncho Borrajo actuar. Le ví ayer en la Tvg y se me estimuló el hacer una reflexión acerca de su éxito artístico. Recuerdo la primera vez que le ví en directo. Fue en el Paralelo de Barcelona, en el Molino Rojo. Disfrute enormemente. Reí a mandíbula partida. Sus historietas ridiculizando a los catalanes que pasan por listos, eran una delicia. Más, escuchándolos allí. En el Molino Rojo. En pleno paralelo de Barcelona. Una de las ventajas evidentes de Borrajo, para poder hacer gracietas ridiculizantes sin ser “agredido” fue, y es, la de reconocerse, como él dice, maricón. Siempre, que yo le haya oído, utiliza esta palabra y no la de homosexual. Cuando yo le ví en el Molino, hace más de 30 años, no había muchos de éstos fuera del armario, pero él ya sacaba provecho de esa cualidad, incluso más que ahora ¿Por qué? Porque, como el  decía ayer, en su parodia, ahora el ser maricón ya no mola ya que el 80% de los vecinos del pueblo- de los pueblos y ciudades, añado yo-  son maricones. Yo, ayer, solo le escuché en la primera intervención. No sé si en la segunda utilizó esa  otra mina de ocurrencias que eran los curas, junto con los políticos. Supongo que no, el meterse con los curas ya no le atrae, a este transgresor nato y simpático, porque el sínodo designado por el Gran Fraile, ya hizo, parece ser (todavía no puede leer el documento) un acercamiento a los homosexuales. Entiendo que los de esta condición, ese 80%  de la coña de Borrajo- muchos en todo caso-(Un día de estos reflexionaré acerca del porque proliferan tanto) tienen alma como cualquier otra persona y, por tanto, la Iglesia de tratar de salvarla. Pero, hay algo que me alarma. Y, eso es el proselitismo. Por tanto, la Iglesia debería tener mucho cuidado con eso. Ya le está costando muy caro las conductas, muy numerosas, reprochables de muchos de sus miembros en relación con el sexo, los niños y adolescentes, si  ahora, incurre en nuevos  errores derivados del acercamiento de homosexuales, la cosa le puede salir muy cara porque padres conscientes del hecho, pueden alejar a sus hijos. En otro orden de cosas, yo tengo la duda de si,  esta consideración a los homosexuales es por y para salvar su alma, o si es, para homologar los que hay en la propia organización, esos que, como leí dijo el electricista implicado en el robo del Código Calixtino, te dan palmaditas en el culo cuando pasas cerca. En todo caso, tenía leído, que este sínodo era para tratar asuntos de la familia. Sin han incluido el asunto de los homosexuales, será porque está considerando que sus parejas también constituyen una familia cristiana, de no ser así,  no se a que viene su inclusión, si no se trata de esa homologación que aludí.  



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris