Facebook Twitter Google +1     Admin

Entrecomillo lo de inversión, a ver si nuestros representantes políticos se dan por aludidos, y aprenden a diferenciar inversión de gasto público.

Pocos días ha, que los concejales escendidos del Psoe de Foz, recomendaban al alcalde que no implementara los nuevos valores catastrales que han surgido de una valoración colectiva de carácter parcial en el Concello, desarrollada por el Catastro. Aquellos de vds que siguen este blog, saben cuál es mi opinión acerca de muchos de los que poblan los partidos políticos. Pero, es que, no resulta fácil no sentirse afectado, negativamente, por la calidad informativa de que hacen gala. Estos procesos que son supe reglados no contemplan, que yo conozca esa posibilidad, una vez ya existe, como es el caso, resolución al procedimiento de Valoración colectiva citado.En todo caso, en el Art. 4 del RDL 1/2004, Ley del Catastro, se dice:

"" La formación y el mantenimiento del Catastro Inmobiliario, así como la difusión de la información catastral, es de competencia exclusiva del Estado. Estas funciones, que comprenden, entre otras, la valoración, la inspección y la elaboración y gestión de la cartografía catastral, se ejercerán por la Dirección General del Catastro"

Lo que si puede hacer el Concello, es definir un tipo de gravamen bajo, dentro del rango que las Leyes también perfilan: 0,4% al 1,1% para bienes de carácter urbano, y 0,3 al 0,9% para los de carácter rústico. Además, también, el Concello podrá aplicar bonificaciones y exenciones, así mismo, dentro de lo definido, al respecto, por la Leyes. Además, en aquellos Concellos donde los bienes de naturaleza rústica supongan más del 80% de los totales bienes del Municipio, podrá, el Concello, incrementar el 0,9% descrito con un máximo del 0,15%. La entrada en vigor de los nuevos valores catastrales resultantes del procedimiento de Valoración colectiva, será el próximo 1 de Enero, si o si, cabiendo la facultad, a los tenedores de derechos al respecto, de plantear, contra estos acuerdos que nos son notificados fehacientemente: Reclamación económica-administrativa para cada uno de los bienes, por separado, sujeto de este proceso ante el Tribunal Económico-Administrativo Regional en el plazo de un mes, contado desde la fecha de recepción de la notificación, o recurso de reposición ante la Gerencia Provincial del Catastro.

Cosa distinta es, que el Concello no iniciare el procedimiento con una petición de realización. Pero, en este caso del Concello de Foz, debe tenerse presente, que la anterior Valoración catastral colectiva, data del año 1988. Es normal que,  este tipo de procedimiento se efectúe cada trece años, entre otras razones, porque el proceso de Reducción que tiene lugar después de situarse en vigencia los nuevos valores catastrales, dura 9 años. Este proceso de Reducción, consiste en aplicar unos coeficientes de minoración de la Base Liquidable al efecto de contrapesar los habituales –importantes, más cuando pasan 26 como es el caso-  incrementos que experimenta esta Base liquidable. Estos coeficientes son el 0,9 para el segundo año de vigencia, y van decreciendo un 0,1 / año de aplicación hasta alcanzar el 0,1 al cabo de los 9 años. Por tanto, cuanto más se aleje de los 11/13 años un nuevo proceso, más desequilibrado será el impuesto aplicado.

En mi opinión, Sres concejales y asesores de éstos, pagar impuestos no es grato para casi nadie, pero lo que resulta insufrible no es tanto esto, el pagar, como conocer y ver el uso que se les da por parte de Vds los representantes políticos. Cuando el dinero procedente de los impuestos se emplea para beneficio fundamental del partido o partidos que ostentan el poder de administrarlos, es cuando a los ciudadanos se nos irrita la bilis y sentimos retortijones en el aparato digestivo. Yo que sigo en bastante profundidad las mociones en los Plenos y los discursos propagandísticos de vds, no me consta, en lo que va de legislatura, más de media docena de casos en los que se pretendiere evitar procesos en los que se deterioran los bienes públicos del Concello y estuvieran de acuerdo todos los partidos del arco corporativo local. Quizá, porque si evitan el destrozo, no puedan vds “invertir” en repararlo, “inversión” que nos venderán como eficacia política merecedora de voto. No, no es racional este comportamiento de un gestor. El gestor que merezca recibir ese nombre, debe, si es factible, que  lo es en muchos caos, evitar, primero que nada, los destrozos evitables. Hoy, día de lluvia intensa en la zona, resulta especialmente penoso trabajar sobre los nuevos valores catastrales y pensar en el impuesto de IBI del año próximo, cuando caminando por las vías de Foz, se observa como estas son “agredidas” por las aguas que discurren por ellas, y deberían hacerlo por las cunetas, que no existen en la mayoría de los casos, debido a que, la mayoría de los vecinos: depositan sobre las mismas los restos no útiles de sus fincas, las deterioran con sus aperos y caso rara avis aquél que las limpia. A esto contribuye el Concello y la Diputación, que cuando cortan lo crecido en los taludes y en las propias cunetas, lo hacen con herramientas que dejan sobre el lugar lo cortado, con lo que, tanto las cunetas como las propias tajeas, permanecen obturadas año tras año. Pero, eso sí, cuando el Concello o la Diputación procedan a ese corte, tendremos a sus representantes políticos,  en todos los medios, vendiéndonos esa “inversión” durante varios días. Entrecomillo lo de inversión, a ver si nuestros representantes políticos se dan por aludidos, y  aprenden a diferenciar inversión de gasto público.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris