Facebook Twitter Google +1     Admin

Un reguero de muertos políticos: Principe, Pachi, Camaño, Pepiño, Santin y Rivera, en Foz,

Ya hemos dejado aquí constancia en otras ocasiones, que el Secretario General del Psoe de Galicia, en estos momentos, políticamente hablando, es un trilero de tomo y lomo. Hemos conocido de primera mano, de su rencor y de su venganza, cuando no se está a su disposición política. Ahora, desde que asumió la Secretaria General, adquirida por estar gozando del poder provincial en la Diputación  de Lugo, en comandita con el BNG lucense, lo que les permite, a ambas organizaciones, disponer de mucho dinero al servicio de la causa, que el Sr. Secretario General no dudó de extender,  en ocasiones , a toda Galicia,  a través de organizaciones sin ánimo de lucro,  pero que prestaban ayuda directa o indirecta a su causa política con actitudes o agradecimientos proselitistas.

Pero, cuando tu carrera política tiene como sustento fundamental, la trileria política, y,  aunque esta sea una virtud muy extendida  en el ámbito citado, los obstáculos suelen aparecer muy tempranamente, porque no hay la autoridad moral y ética reconocida entre los propios tuyos, y eso, favorece los ataques desde los más recónditos lugares de la estructura. Si además, comienzas, como es el caso, a dejar un reguero de muertos políticos: Principe, Pachi, Camaño, Pepiño, Santin y Rivera, en Foz, sin soslayar contenciosos sin concluír como el de Sistago o el de la colaboradora del vigués Abel Caballero, y más recientemente los peones de Pachi en Orense o  el coruñés que hablará una vez se hagan oficiales las listas, son  demasiados los incendios internos. Demasiados compañeiros enemigos  políticos. Y, por si todo esto fuere poco, que no lo es, en modo alguno, están los asuntos judiciales. Su señoría está urgando en la restauración del piso de Sr. Secretario General en Lugo. Aquí ya lo hemos dícho hace unas semanas. El problema no está en la compra, que, parece que ahora también surgen dudas acerca de la calidad de algunas facturas, el asuntillo estaba en la restauración que puede ser más costosa que el propio inmueble y más escaqueable su sufragamiento. En su día aquí recordábamos  el caso del chalecito de Pepiño en los madriles,  donde se dijo que podía concurrir algo parecido. El Sr. Secretario General aflora en los medios audiovisuales transmitiendo confianza en la Justicia, porque, dice, él es inocente y no de nombre, claro. Peeeeero, trajo de los madriles como letrado, al niño del ex Fiscal General. Eso, es algo así como cuando  el Obradoiro ficha uno de esos pivots conocidos por su estructura física y facial, como armarios  intimidadores. Lo primero que hizo el letrado, fue quejarse de la actitud técnica en el desarrollo del caso, si mal no recuerdo,  de su Señoria la instructora. Lo segundo, también intento recordar, pedirle que acabase ya con la instrucción, que había prisa por dejar claro que el Sr. Secretario General era inocente. Hete aquí que parece que,  si su Señoria se hubiera acojonado ante tan insigne letrado, el asuntillo del piso quedaría fuera del asunto Garañón, que es por donde comenzó el problema del Sr. Secretario General , y de algún otro de sus colegas , y , a lo que parece que el letrado se refería.

Veremos si esto es, o no, el comienzo del fin de la carrera política del Sr. Secretario General. Si lo fuere, no le arriendo la ganancia, pues tener que vivir de su profesión, la de abogado, en Lugo , después de tan brillante periodo político, se me antoja complicado. Claro que siempre puede vivir de los ahorros de estos tiempos en la política, donde las percepciones dinerarias correspondientes a los puestos que ostentó y ostenta, se me antojan sensiblemente superiores a las que podría haber percibido como letrado.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris