Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2015.

¿Cómo asimilar dentro de un Sistema Político Democrático una discrepancia tan brutal, como la que observamos a diario, al respecto de valores, principios y conductas democráticas, entre los hombres y mujeres de una Nación?

La Democracia, en la actualidad, es un sistema idílico, que se utiliza para juzgar, por comparación, los sistemas políticos que imperan en cada lugar a cada tiempo. Esto es así, porque es prácticamente imposible implementarla en su plenitud. La Democracia utilizada como referencia a través de los tiempos, ha sido la Ateniense, donde, los participantes del Sistema  Democrático a la hora de tomar las decisiones políticas, se manifestaban todos los ciudadanos, en asambleas públicas y la votación era por aclamación; por tanto, era un Sistema Democrático  directo y participativo  para  exclusivamente los ciudadanos, que se limitaban a los hombres libres, por tanto, una minoría, ya que , quedaban excluidos: las mujeres, los esclavos, extranjeros y menores de edad.

Nuestro Sistema Democrático actual, sin embargo, solo excluye a: los no nacionales, los menores de edad y los que, puntualmente, estén privados de los derechos políticos por sentencias judiciales. Este Régimen político, el Democrático, no solo implica un sistema de gobierno y estructura socio-económica; implica también: principios, valores y conductas. Es aquí, desde mi punto de vista, donde radican los mayores problemas del Sistema Democrático actualmente. ¿Qué principios, valores y conductas son los que se corresponden con la pureza democrática?. Teóricamente los valores democráticos son los recogidos en las leyes fundamentales y los principios democráticos  serán la interpretación coherente de aquellos valores  trasladados a las leyes, quedando la conducta democrática como la puesta en práctica de los valores democráticos a través de la observancia de los principios democráticos.

Entonces ¿Cómo asimilar dentro de un Sistema Político Democrático una discrepancia tan brutal, como la que observamos  a diario, al respecto de valores, principios y conductas democráticas, entre los hombres y mujeres de una Nación? . ¿Cuáles son los verdaderos valores, principio y conductas democráticos?. Se me dirá qué, para eso están las elecciones periódicas. Estas, permiten elevar al poder a distintos colectivos de representantes de los ciudadanos,  con valores, principios y conductas diferentes. Eso es verdad, y en esa circunstancia veo el problema, porque valores, principios y conductas antagónicos, no pueden ser, todos ellos, democráticos.

¿Cómo solucionaban, teóricamente, este dilema en Atenas? . Restringiendo la participación democrática a aquellas personas – hombres libres, entonces- que se entendía eran los responsables, a todos los niveles, de la subsistencia de Atenas como Ciudad Estado. Nada de correspondientes a los  antisistema y NINIS actuales

Decía al principio, que la implantación plena de la Democracia es imposible. La consecuencia es que, subsistimos  autoaplicándonos variaciones de la Democracia, donde el poder democrático- el voto- es igual para quien asume los valores, principios y conductas democráticas, como para aquellos que no lo hacen, e incluso, combaten esos valores, principios y conductas. Aquellas variaciones tienden a pretender la convivencia entre esos antagonismos, pero cada vez más, a mi entender, el Sistema Político resultante es menos democrático porque no es posible definir unos valores, principios y conductas entendidas colectivamente como democráticas siendo su derivada más primaria la permanente conflictividad que  requisa los medios que deberían procurarnos una mejor calidad de vida.

Conceptualmente, se entiende, en la actualidad,  el consenso como herramienta para hallar la conciliación de intereses de mayorías y minorías. Sin embargo, lo que trasluce, es bastante distinto. Los consensos o pactos tienen como objeto el ocupar el  poder cuando los votos, directamente, no lo han otorgado. No se pactan, generalmente, planes o programas  que solucionen problemas  de los ciudadanos. Se pactan parcelas de poder que produzcan el control de importantes presupuestos públicos y/o permitan colocar abundantes correligionarios, amigos, familiares etc etc. En esencia, es una extralimitación más, y perversa, de este Sistema Político, al Sistema Político Democrático

 

 

 

Con la nueva legislatura, comienzan a moverse los viejos proyectos de más enjundia para el Municipio de Foz

Comienza la nueva legislatura municipal,  y en Foz, comienzan a moverse dos viejos temas de más enjundia: la aprobación del PXOM y  la solución al problema del Saneamiento y Depuración de la Villa y sus barrios periféricos.

Hemos  oído en la radio que,  los técnicos de la empresa que planificó el PXOM,  se han reunido estos pasados días con los nuevos representantes políticos en la Corporación, al objeto de ponerlos al día de la situación actual, la cual cosa me parece extraordinariamente conveniente. Aprobar este Plan Xeral es urgente, porqué a la vuelta de unos meses, entrará en vigor la nueva Ley del Suelo de Galicia, y ello,  supondría evidentes modificaciones en la redacción actual; más gasto y,  más tiempo,  sin contar con  la tan necesaria Norma. Durante la última  campaña electoral, los candidatos  hicieron alusión a este asunto del Plan Xeral, y parecía que,  por parte de algunos de éllos, había reparos que hacer a la actual redacción. Se daba a entender que era necesario volver sobre la redacción actual, para corregir ciertas supuestas incongruencias o incluso,  supuestos tratos de favor.

Cuando se retomó  este asunto del PXOM, en la pasada legislatura- no se olvide que estamos sobre este tema desde el año 2006, si mal no recuerdo- después de un impass de casi dos años, se creó una comisión de seguimiento, en la que estaban integrados: los portavoces de los partidos presentes en la Corporación- es decir, todos los operantes en Foz- , el alcalde, técnicos municipales  y representantes de todas las parroquias del Municipio que habían estado integrados en los grupos de trabajo vecinales, que fueron elemento fundamental en la buena marcha de la redacción, evitando que las más de mil alegaciones presentadas se multiplicasen espectacularmente, dado que las propuestas de estos grupos de trabajo, fueron recogidas en la redacción del Plan, en la medida que entraban dentro de lo normalizado para desarrollar estas redacciones de Planes Xerales. En aquellos grupos de trabajo, estaban, también, representados todos los partidos políticos y los vecinos de la parroquia, habitualmente ,a través de algún miembro de las Asociaciones de vecinos de las mismas.

En las reuniones que esta comisión celebró, con participación de los  técnicos de la oficina de planificación del Plan Xeral, varias, no observé que estos políticos que en campaña aludían a la necesidad de un reestudio del Plan, lo manifestaran allí, que entiendo era el lugar más conveniente por hallarse presentes todos aquellos que, genéricamente,  mejor conocían las circunstancias  de cada parroquia, de cada barrio. Parece, según le escuché al alcalde resumir lo acontecido en la reunión reciente mencionada en el 2º párrafo de este escrito, que la disposición de los actuales portavoces es mejor que en la legislatura pasada. Debo decir que son todos nuevos. Por tanto, y si se consigue aligerar, por parte de los técnicos redactores, esos 3 o 4 informes sectoriales que todavía están sin resolver definitivamente, espero se pueda sacar adelante el Plan antes de final de año. En todo caso, quiero recordar desde aquí al Sr. alcalde, que había prevista una reunión de la Comisión de seguimiento para este verano, y  no se celebró, hasta hoy. Quiero bien pensar que será porque todavía no están resueltos esos 3 o 4 informes sectoriales, y sin eso resuelto, los técnicos redactores  no tienen posibilidad de clarificar lo esperado para esta reunión, asuntos relacionados con las alegaciones pendientes de contestar.

La otra cuestión es el saneamiento y depuración. A los que siguen este blog saben que nació, allá por el 2008 – aunque, inicialmente bajo otra denominación-  precisamente, para hacer frente a lo que la Administración Local y Autonómica  pretendían hacer al respecto. Hacer,  que se basaba en un Anteproyecto que merced a las alegaciones oficiales de varias Asociaciones de Vecinos y otros entes sociales, se paralizó para comprobar si lo expuesto en las alegaciones de los vecinos, que dejaba en mal lugar el Anteproyecto, era cierto o no. Parece pues que,  casi 8 años después, los vecinos, que son los primeros en entender que hay de dar una solución urgente a este problema,   tienen que volver a defender, delante de sus representantes políticos, que este merdé- que diría el Sr. Mas- es consecuencia de sus acciones y omisiones, y que, por tanto, deben dejar a un lado sus intereses partidistas para encontrar una solución que sea la menos mala para todos. Si el partidismo político, prosigue hurgando en cómo conseguir  un puñadito de votos más o en perjudicar al contrario, usando este importante Servicio a la Sociedad, tendremos problema para rato. Asi que, también desde aquí, ruego a los representantes de los partidos en el Pleno, que hagan memoria de lo acontecido acerca del saneamiento y depuración de Foz, desde el año 2000 que se rechazó un Plan, ideal a mi entender,  para la Ria del Masma, que implicaba el tratamiento conjunto de los residuales de las dos orillas, la cual cosa garantizaría su salubridad que ahora no dispone, y se hizo   una vez ya puesto en marcha, memoria que les debe llevar a orillar sus egoísmos políticos partidistas y pensar en el bien común, que ese y no el otro, es su fin y para lo que son elegidos.  ¡! Que Dios me oiga ¡!



Iniciativa legislativa popular y participación ciudadana en el Parlamento de Galicia,

Los recientes acontecidos políticos, que comprenden la supuesta  incorporación del populismo organizado, bajo paraguas de partidos políticos, a la vida en la Nación española, motivaron que, los hasta ahora partidos políticos actuantes, volvieran sus miradas, lujuriosas- 2ª acepción de la RAE- hacia la sociedad civil, de la cual, la más genuina expresión, a mi modo de ver, somos las asociaciones de vecinos, porque, estas, son las más trasversales de todas las habidas, y porque, nuestro objetivo social – conforme a ley- es la defensa de los intereses generales de los vecinos, término que amplía el espectro de ciudadano, más limitado, por exigir el ser titular de derechos políticos dentro de la Nación y Estado derivado, la cual cosa, limitativa, no acontece en el caso de vecino, que para ser tal, no necesita ser tenedor de esos derechos políticos.

Decía mirada lujuriosa, porque no es cierto que, en la mayoría de los casos, los representantes políticos de los ciudadanos; es decir, los votados como representantes políticos, tengan interés alguno en proporcionar y facilitar la manoseada participación, real y efectiva, de los ciudadanos y sus organizaciones institucionales en la vida política-social local y provincial, que es lo que la leyes vigentes prescriben.

En parte, la responsabilidad de que, esto ocurra, es nustra, los dirigentes del movimiento vecinal que confiamos a nuestra capacidad reivindicativa toda nuestra fuerza institucional, cuando, aquella radica en las leyes, como no podría ser de otra manera en un Estado de Derecho.

Cuando nos dirigimos a los políticos locales, o no tan locales, y les demandamos que cumplan la ley, en este sentido de la participación ciudadana, salvo excepciones, que las hay, lo mejor que podemos escucharles es que: “ya participáis los ciudadanos a través de las elecciones”. Pues no, la Democracia del siglo XX y más del XXI, se compone de dos partes: la representativa, que ostentan los políticos elegidos libremente por votación periódica, y la participativa, que deberíamos ocupar los ciudadanos y vecinos  que configuramos la Sociedad Civil y las organizaciones representativas de esta que cumplan lo dispuesta en las leyes, a este respecto.

Se podría decir que, este asunto, es cuestión de opiniones. De hecho, a esto también recurren algunos, la mayoría, de los elegidos como representantes políticos. Recurren a este socorrido, porque, quizá, no se leen lo legislado al respecto, tanto a nivel estatal como autonómico, o, quizá, porque confían en que nosotros, dirigentes de instituciones conformadoras de la Sociedad Civil, como lo son las asociaciones de vecinos y las sectoriales, no hacemos esa lectura, y consecuentemente, somos inconscientes de nuestros derechos.

Es evidente de que podría yo, aquí, gastar unas docenas de páginas citando artículos de distintas leyes, nacionales y autonómicas, y,  algunas directivas europeas, donde se describe en qué consiste la participación y qué deben proceder a hacer las administraciones locales y provinciales- en casos, también las autonómicas- para garantizar la real efectividad participativa de la Sociedad Civil, bien directamente, ciudadano a ciudadano, o, preferentemente, a través de sus organizaciones representativas; las asociaciones.

Pero hoy, me referiré, exclusivamente, a una recientísima Ley gallega, que lleva este sugestivo título: Ley 7/2015, de 7 de Agosto, de iniciativa legislativa popular y participación ciudadana en el Parlamento de Galicia, vigente desde el 20 de este Agosto. Esta norma, viene a compendiar lo previsto en algunas otras precedentes y añade, la participación en el control del Gobierno Autonómico a través del propio Parlamento. Por tanto, amigos dirigentes del movimiento vecinal, cuando un político local os responda aquello que antes reseñamos, hacerle ver, que, es el propio Gobierno Autonómico, quien está introduciendo la Participación Ciudadana, como complemento, y por tanto, algo distinto,  de la representativa que ostentan los parlamentarios, en el propio control al Gobierno.

Resumiendo aquello que pone a disposición de la Participación Ciudadana, esta Ley de este mismo mes, para complementar la Democracia Representativa con esta Democracia Participativa, es:

               1º.-Para Participar: es menester ser gallego de derecho y estar inscrito en el censo electoral; por tanto, ser tenedor de derechos políticos( que excluye a menores de edad y otros) que es lo que confiere la condición de ciudadano

               2º.- Iniciativa Legislativa Popular: Permite, a los ciudadanos/as,  la proposición de leyes gallegas que vayan firmadas por, al menos, 10.000 ciudadanos/as; es decir, de personas incluidas en los censos electorales, para simplificar. Es importante conocer, que se excluye, en esta iniciativa:

                              a) Leyes que excedan la competencia autonómica

                              b) Las que afecten al Estatuto de Autonomía, y en todo caso, requieran de una mayoría cualificada para su aprobación.

                              c) Las de naturaleza presupuestaria ¿…? y tributaria

               3º.-Participación ciudadana en la elaboración de las Leyes: Permite, a los ciudadanos/as,  la remisión de sugerencias y aportaciones a la Mesa del Parlamento de Galicia, antes de la firma del informe de la ponencia de la iniciativa legislativa, para que puedan ser tenidas en cuenta en la redacción de la Ley afectada

               4º.- Participación ciudadana en el impulso de la acción del Gobierno a través de proposiciones no de ley: Permite a los ciudadanos/as y a los representantes de sus asociaciones, con 10 firmas, la presentación de proposiciones no de ley al Parlamento de Galicia. Aunque, se necesitarán 2.500 firmas, de personas legitimadas ( ciudadanos) para suscribir esta iniciativa

               5º.-Participación ciudadana en el control al gobierno autonómico: Permite a los ciudadanos/as y a los representantes de sus asociaciones, dirigir preguntas al Parlamento de Galicia, con el ruego de que sean formuladas a la Xunta de Galicia

Espero que esta Ley, sus atribuciones, sea muy utilizada por nosotros los ciudadanos, tan proclives a quejarnos en las barras de los bares y tan poco dados a zambullirnos en la utilización de las Normas que nos facilitan el intento para corregir muchas de aquellas cosas de las que, simplemente, nos quejamos.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris