Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2017.



El merdé de la bandera azul en la Rapadoira de Foz

Existe una especie de gran farsa dialéctica alrededor de las concesiones de banderas azules en los arenales y otros lugares de la costa lucense y la occidental asturiana. Unos, se preguntan por qué, este año, no se concede la mencionada enseña a determinados lugares, en relación con otros qué, sí, se les concede; otros, se dedican, simplemente, a lo que mejor saben hacer, responsabilizar a terceros del hecho por jorobar; otros más, sin embargo, directamente catalogan el citado otorgamiento, como un timo, y, lo razonan estableciendo casuísticas entre lugares  con otorgamientos y lugares con rechazo del mismo.

Lo que más llamó la atención, al respecto de todo este shwo, fue qué, uno de los lugares más descollantes en el disfrute de este emblema azul, la afamada playa urbana Da Rapadoira en Foz, después de varias décadas, este año no se la han concedido. Parece qué, la fundamental razón está en qué, Foz, dispone de una depuradora a no muchos metros- aprox. 1500 aguas arriba- de la susodicha playa. Esta depuradora lleva allí, en el puerto de Foz, desde el 2006, y, a lo largo de este periodo transcurrido, no solo disfrutó, siempre, de la bandera azul, sino qué, también, de la Q de calidad.

Estos distintivos, son otorgados por ADEAC/FEE, Ong´s que operan en más de 70 países del mundo y tienen una amplia y diversificada actividad. Mi personal punto de vista, acerca de este tipo de organizaciones, no se ajusta a lo políticamente correcto, por ello, solo expondré qué, el que se trate de organizaciones sin ánimo de lucro, no implica que no sea un negocio lucrativo para quienes están dentro de su estructura orgánica. Tampoco implica qué, siempre, y todas, actúen bajo un riguroso criterio de ética, que forma, habitualmente, parte de sus paradigmas. La proliferación exponencial de estos colectivos, puede ser indicio del buen negocio que representan para sus estructuras.

Los criterios genéricos del protocolo qué, dicen exigir, para otorgar los galardones, son: legalidad, sanidad, limpieza, seguridad, información y gestión del medioambiente

El panel de exigencias que entraña la disposición de una bandera azul, las encuentro lógicas, si nos atenemos al objetivo perseguido, al menos sobre el papel. Sin embargo, no son satisfactibles por la inmensa mayoría de los concellos españoles. No solo por las capacidades intrínsecas de estos,  sino qué, también, por la calidad cívica de la mayoría de personal que acude a los arenales.

He analizado los requisitos que figuran en la Web de Adeac/Fee - observoque no son todos públicos-  y constato que si se exigiese con exactitud lo que se demanda para llegar a la obtención de la bandera azul, no conozco ningún lugar, y conozco unos cuantos, que soportase el mínimo análisis comprobativo, por tanto, cabe deducir que hay una cierta discrecionalidad en el proceso, lo que puede conducir  a agravios comparativos, que bien pudieran ser el origen de las protestas que se dan, y no solo, y ahora, aquí en las costas lucense y asturiana.

Observo qué, hay ciertas incongruencias entre lo que se opera y lo que está recomendado por la guía de ADEAC. Ejemplo. El punto de muestreo en la playa Da Rapadoira, está situado en las coordenadas:

               X.-641700,88

               Y.-4826131,26

               Huso.- 29, del mapa SigPac

Este es el punto oficial denominado Playa da Rapadoira PM1 que se utiliza, según la documentación disponible, para muestrear la calidad del agua de baño de la playa citada. Esta ubicación, se halla a 74 metros de la punta más al Este de la franja de tierra que queda por debajo del paseo que bordea la Avª del Cantábrico( en la zona del campo de ramos) y, a 215 metros del faro, en aquella dirección norte; es decir, fuera de la influencia directa de la Ria , en zona profunda y muy batida( estos datos de la ubicación se pueden comprobar en el link: http:/náyade.msc.es/Splayas/home.html.

Por su parte, en la Guia de instrucciones para presentar la candidatura 2017, ADEAC/FEE, dice:

“Cada playa debe tener, al menos, un punto de muestreo y, lo que es más importante, el número y ubicación de los puntos de muestreo debe reflejar, tanto la concentración de ba- ñistas a lo largo de la playa, como las fuentes potenciales de contaminación que puedan afectar a la calidad del agua de baño de la playa. Así, las muestras deben tomarse cerca de la desembocadura en la playa de corrientes, riachuelos u otros efluentes, para poder documentar que tales efluentes no afectan a la calidad del agua de baño”.

 

Como cosas añadidas este año 2017, al respecto de la calidad del agua de baño, ADEAC/FEE reseña:

1.-Ausencia de vertidos de aguas residuales industriales, así como cualquier otro vertido no autorizado…/….

2.-Si existen vertidos autorizados por la autoridad competente – que es el caso del  efluente de la depuradora - conforme a la Directiva Europea de Aguas Residuales Urbanas, se debe ofrecer al público información sobre la naturaleza del vertido y prohibir el baño en caso de que fuera necesario …./…..

3.-ADEAC…./…..debe ser informado de cualquier vertido de aguas residuales industriales y vertidos no autorizados en el área de las playas solicitantes del galardón durante la temporada de baños, áreas colindantes y en el litoral del municipio en general

4.-En el caso de que los vertidos de aguas residuales superen los límites de los parámetros microbiológicos que controla la Directiva, el ayuntamiento debe arriar la bandera azul e informar a ADEAC…/…… 

5.-La eutrofización de las aguas costeras es consecuencia de la contaminación agrícola y supone un peligro potencial para la salud humana…./……

A la vista de todo esto, bien harían los políticos, que ahora están enzarzados en este merdé dialéctico, en analizar con sosiego, y conocimiento,  todo lo que ADEAC/FEE publica acerca de este asunto para decidir si, realmente, podemos cumplir lo exigido, por un lado, y por otro, si vale la pena. Entiendo que a eso de la bandera azul se le ha dado mucha publicidad  e importancia- que la tendría, si realmente se cumpliera lo protocolizado, que  va a ser que no, y a la vista está- en lugar de dedicar más esfuerzo a qué,  nuestros arenales y demás lugares de uso público, sean lugares seguros- en los distintos aspectos- y agradables, objetivamente. La publicidad de la bandera azul estuvo disimulando nuestras deficiencias y eso nos adormiló. Si se aplicare los protocolos que publican, para su concesión, pocas quedarían ondeando.

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris