Facebook Twitter Google +1     Admin

Breverías ......

Circunstancias coincidentes, de estos días pasados, han dejado al descubierto algo fundamental, para mi, al efecto de desentrañar las razones del por qué  los familiares y amigos de los servidores de las administraciones públicas, ocupan, preferentemente, los puestos de trabajo. En EEUU acaban de descubrir, que existe un gen que predispone a las personas que lo contienen a ser liberales. ¡!Toma mandanga!!. Suponemos, que sucederá lo mismo con el resto de tendencias políticas. Y, si esto sucede con las tendencias políticas – en el caso de liberales ya está contrastado según los científicos de la universidad que lo investigó- ; es decir, si los políticos se encuadran en una u otra formación por acción de un gen, cabe suponer que estos políticos cuando colocan a sus familias y amigos, no lo harán por nepotismo puro y duro, si no porque son portadores de algún gen que induce a ello. Eso explicaría muchas otras cosas que están sucediendo con los integrantes del Stablishmen . Lean si no lo que sigue.

Cristina Almeida acaba de retirarse. Deja de ejercer como abogada - ¡ojo! no le digan abogado, que le molesta muchíiiiisimo- . Con ese motivo retornó a los platós de TV donde antaño fué vedette como comentarista política/social. Algo así, como ahora la catalana y ex política profesional – como Almeida- Pilar Rahola. También como ésta, Almeida, hablaba, hablaba y hablaba que no paraba, lo que al presentador Hermida le encandilaba. En esta ocasión le sacaron a relucir que no hace muchos meses aseveró que élla quemaría los libros de un historiador – Vidal - . Dijo que había sído una metáfora, una manera de expresarse, pues, sostuvo “todo el mundo sabe que yo no soy capaz de quemar un solo libro”. ¿Cuándo dijo la verdad? ¿Ah?. También le recordaron que su padre fue un histórico de la  derecha, incluso le leyeron un texto delatador de ello. Cristina, con su desparpajo habitual respondió diciendo: “mi padre era sobre todo una buena persona” . Seguro que si, aunque ya es bueno, para mi, que élla lo reconozca, pues no todos los hijos lo hacen. Dijo también Cristina, que los seis hijos de su padre, “le salieron demócratas”, “somos todos de izquierdas”. Ya lo ven, su padre, parece desprenderse, era buena persona, pero no demócrata. Sus hijos, de él, fueron demócratas, por ser de izquierdas. ¡!Cristina Almeida dixit!!. ¿Ven como debe haber más genes “especializados” que los descubiertos por los americanos y que afectan a los políticos?.

Cristina también nos recordó, que élla defendía a encausados ante los “terribles” tribunales de orden público del régimen anterior. Y, ahora viene lo ¡curioso! “yo les ganaba las causas de mis defendidos”. Que cosas ¿Verdad? Si élla ganaba, suponemos que no era a guantazos y si con argumentos legales, luego, existían tribunales compuestos por profesionales, también fiscales de igual catalogación y normas.  Y,  los terribles tribunales se adaptan a éllas en sus sentencias, al menos en los casos en que Cristina ganaba. Claro, que si eran encausadas personas, sería porque la policía presentaba cargos contra éllas, aunque luego, en los casos de Almeida,  esos cargos se considerasen inexistentes o insuficientes para condenar, en todo caso. Cristina no debe leer las estadísticas del INE en lo que a opinión de los ciudadanos de hoy se refiere, al respecto de cómo ven la aplicación de Justicia.

Un hijo del difunto Sr.Camacho, con motivo de su defunción, leyó ante la “alcachofa” de los medios: “Franco murió en la cama y mientras Marcelino Camacho luchaba para que no fuera posible el  franquismo después de Franco”. ¡! Ah!!. Yo creía que cuando decía aquello tan manido, y constantemente repetido por él, de “el gran capital” como responsable todo lo malo, claro, Marcelino estaba luchando contra el gran capital que no creo yo, sinceramente, que fuera la representación más real del franquismo; es decir, que el franquismo – que no era Franco y si una casta engendrada durante todos aquellos años, como ahora existen otras estaba sentenciado mucho antes de morirse Franco, no por la acción de los Camacho que fueron, y si por las democracias inorgánicas que no podían consentir la vía de las orgánicas. Le reconocen, a su sentido padre de vd , algunos, quizá muchos, no lo sé, que fue un pacificador, un apaciguador a favor de la transición. Para que exista un pacificador, un apaciguador, es necesario que, previo, exista un agitador. Así ví yo la historia desde mi óptica de trabajador por cuenta ajena, que nunca estuve afiliado a ningún sindicato, aunque contribuí obligatoriamente para éllos, como ahora utilizando distinta vía. No estuve, ni lo necesité. Defendí mis derechos, que fueron razonablemente respetados, cumpliendo con mi deber de trabajador, lo mismo cuando recibía órdenes, que cuando las daba

¡!Atención D. Pepiño  el foguete!! ¡!Le han pitado al todopoderoso Rubalcaba en Cadiz!! ¿Recuerda vd? Hace pocos meses le pitaron a vd y a las 24 horas se presentó él allí y no le pitaron. ¿Lo vé  vd? Cuando un político saca la patita, presumiendo de su gran poder, la parte del pueblo que está permanentemente en Stnd bay, se cabrea y “chifla” cual afilador de Orense.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris