Facebook Twitter Google +1     Admin

El pagar más a un mozo de escuadra, a un médico o a un profesor, etc etc, que en el resto de España, no es un acto de equidad, es todo lo contrario, .......

Resulta muy aleccionador oír los contertulianos hablar del  “probléma catalán”. Cada cual emite su dictamen, como es lógico, pero lo es un poco menos el no analizar el ¿Por qué?  o uno de los ¿Por qué? una abundante parte de la Sociedad catalana apoya las tesis independentistas. A mi modo de ver el origen moderno radica en la estructura social catalana. Si tienes la oportunidad de vivir en Cataluña sin estar mediatizado/condicionado; es decir, no dependiendo de tu postura frente a lo catalán para desarrollar tu actividad profesional y tu vida personal, podrás arribar a la siguiente conclusión:

a) La Sociedad catalana formada, especialmente, en la segunda mitad del siglo pasado, contiene un elevado contingente de emigrantes nacionales. Estos emigrantes, fundamentalmente, eran personas que acudían en busca de trabajos no cualificados, por tanto, su nivel formativo era deficiente. Su ubicación, especialmente en Barcelona como gran urbe, se produjo en barrios que les aislaban de poder disponer de un rápido progreso cultural y técnico. En todo caso, a sus descendientes, les fue más fácil obtener ese progreso técnico que el cultural propiamente dicho, porque el técnico se obtiene en las escuelas técnicas y en la universidad y el cultural, debe practicarse  interrelacionándose con quién ya lo disponga.

b) La parte de la Sociedad compuesta por autóctonos, contiene, también, un elevado contingente de individuos, que aunque dispongan de nivel técnico, son limitados en el cultural, debido a que su procedencia es de familias rústicas o industrializadas, pero con un bagaje cultural limitado. Podría decirse que son,  lo que allí se denomina payeses en el sentido cultural.

c) Cataluña por su proximidad con la centro Europa auxiliada por los EEUU  después de la última guerra, y dado que España no entró dentro de aquel Plan Marshall, tuvo, aunque más tardío, un desarrollo importante comparado con el resto del País, debido a la discriminación positiva del Estado Español- focalizando allí industria e infraestructuras- de un lado, y de otro, a la implantación de muchas empresas foráneas  que utilizaron aquella región como punta de lanza para una posible y posterior ubicación en España. Esta circunstancia fue lo que provocó la corriente inmigratoria antes citada y, otra que citaremos a continuación.

d) Esa proximidad a la Europa política y el desarrollo antes descrito, conllevó a otro tipo de inmigrante, el cultural. Gente que buscó, en Barcelona, poder formarse en su Universidad y en sus escuelas técnicas, y hacerlo disfrutando de un grado de libertad- en diversos sentidos- que no se daba en la España interior. Esta inmigración no contribuyó al desarrollo cultural de la Sociedad básica, porque estuvo muy focalizada en la política y en la vída lúdica . En la política, principalmente, se movieron en células y embriones de sindicatos y partidos de corte marxista y por lo tanto muy radicales. Y, aunque ahora no lo reconozcan, fomentaron y alentaron el separatismo, otorgándole a Barcelona una supremacía cultural y de libertades que no se correspondía con la realidad de la Sociedad catalana, y si, con el oasis de la Barcelona estudiantil. Cuando estos estudiantes,  y profesores ya, se dieron cuenta de la realidad, produjeron el famoso manifiesto 2300 allá por 1981- denunciando el ataque al bilingüismo- y después de un secuestro y tiroteado a Jimenez Losantos, la mayoría de éllos se fueron de Cataluña.

La Sociedad compuesta por a) y b) , consecuentemente de la situación descrita, era y es muy vulnerable a la manipulación. Esa labor de zapa se hizo desde diversas vertientes, incluso desde la Iglesia catalana y por supuesto desde la escuela, el instituto y la universidad. El pagar más a un mozo de escuadra, a un médico o a un profesor, etc etc, que en el resto de España, no es un acto de equidad, es todo lo contrario, se busca desarrollar en el beneficiado, una apetencia por el país que le está premiando con una discriminación positiva. La historia se repite. A los firmantes del manifiesto 2300 les encandilaron con otras cosas, pero les encandilaron; la Sociedad dirigente de Cataluña no era lo que éllos creían ver en su oasis de Barcelona. Eran y son y serán, lo que vieron aquéllos en el 81 y todos los que tengan ojos, en el 2012. La Sociedad menos evolucionada a) y b), manipulada convenientemente por quienes viven muy bien y se forran éllos y sus familias, apoyan un mito, que los 2300 firmantes ya descubrieron el en 81, como falso y, que habían sído utilizados. Si esto les ocurrió a los 2300, muchos de éllos intelectuales de nivel, que no les ocurrirá a los a) y b).

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris