Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Podría España, u otro País similar, soportar dos etapas seguidas como la vivida con Zapatero al frente?......

Lo que está aconteciendo en el segundo mayor partido político de España es como una excelente radiografía de cómo son y cómo se comportan los partidos y los personajes que integran sus cuadros. Por un lado, queda al descubierto que no hay una verdadera actitud democrática interna. ¿La podría haber?.  Yo considero que no. La respuesta al por qué, de  mi posicionamiento,  la  doy  con una nueva pregunta ¿Podría España, u otro País similar, soportar dos etapas seguidas como la vivida con Zapatero al frente?. Si, ya sé que, lo de Zapatero, su elección dentro del partido- luego el llegar a Presidencia fue un accidente no previsto y originado por el atentado de Madrid-, no fue fruto de aplicar la democracia interna. Fue, la consecuencia de las batallas internas por el poder- algo que se está repitiendo ahora y con varios de los protagonistas de entonces, entre bambalinas, como el Sr. Bono y su equipo que se dice está detrás del aspirante Sr. Sánchez- . Pues si un País  e incluso una Institución supranacional, como ahora Europa, no podrían asumir una reiteración de un Zapatero bis, por el riesgo brutal que supondría para la economía, y por extensión para  la estabilidad política/social, debe deducirse que no cabe la actitud democrática aludida. Estamos viendo que las mentes más experimentadas dentro del Psoe, y también fuera, mueven sus tentáculos para conducir la metamorfosis que parece debe experimentar este partido, del cual, el Estado Español no puede prescindir sin correr riesgos evidentes de estabilidad. Un hombre sorpresa como lo fue Zapatero, del cual nada se sabía acerca de sus convicciones, puede llevarnos al desastre, como bien hemos experimentado en nuestras haciendas y vidas, además de otros riesgos como el separatismo que se vieron azuzados por la incoherencia de aquella Administración política. Por otro lado, también queda muy diáfano, que los personajes que aspiran a vivir de la política, con las excepciones debidas, no se para en chiquitas. La lucha es cruenta, aunque no hay derramamiento de sangre, por razones obvias. Pero mucho navajeo. Incluso, en los niveles más primarios, como pueden ser las Administraciones locales de pueblos. Esos supuestas afiliaciones espontáneas de decenas de familiares y amigos, al objeto de obtener plaza  en unas primarias, es bien elocuente. Si son capaces de utilizar trampas tan burdas entre ellos, que no harán con nosotros. Muy fuerte debe ser su ansia de servicio cuando no dudan en prostituir su actitud, como es el caso.

En nuestro pueblo, que no alcanza los diez mil habitantes de derecho, esta batalla se está dando desde hace meses, como oportunamente informe aquí. Últimamente el campo de batalla se extendió hasta los tribunales de justicia, parece ser. En el año 2011, el entonces Alcalde, diseñó una lista electoral con nuevas aportaciones para cubrir algunas bajas que quería producir y produjo. Como nº 2 de aquella lista, colocó quien a la postre, y sin tardar mucho, le traicionó, a decir del ex alcalde. Por si fuera poco, o,  a más a más, que diría un catalán, parte de la traición se concreta en pretender, por parte del nº 2, en ubicar de nuevo en el partido, para otorgarle cargo, a quien fuera  teniente de alcalde y portavoz, destituido de sus responsabilidades dentro del grupo de gobierno municipal por el alcalde y enemigo irreconciliable, parece ser. Por tanto, este problema en Foz, tiene varias patas. El ex alcalde pasó por un proceso judicial, recientemente, como consecuencia de una supuesto delito electoral en 2011, consistente en hablar al público, en dos locales de propiedad pública, sin que estuvieran reconocidos por la Junta Electoral para tal fin. Por otro lado, el nº 2, está pendiente de verse su caso por el asunto de las multas en Lugo en Tribunal Supremo de Galicia- la sentencia producida en Lugo que exonera de responsabilidad a 23 de los implicados, ya fue recurrida por el fiscal, todo un síntoma de pasteleo- . Barrunto que la batalla política citada no será ajena a lo que salga de todo ello, dado el nivel de politización que se dice existe en la Administración de Justicia, tal y como reconoció el propio Fiscal General del Estado no ha mucho. Pero además, otros acontecidos recientes, también, a mi entender, son hitos de la batalla. Me refiero a la dimisión de la portavoz municipal y al nombramiento de su sucesor. Son movimientos derivados de lucha, muy a pesar de que la portavoz dijera que dimitía por su voluntad sin que nadie le presionara, y, ya sabemos que desde muy antiguo rige en los medios judiciales aquello de “ Excusatio non petita, accusatio manifesta”. ¿De qué parte está y/o estará el nuevo portavoz? . No es una circunstancia menor, créanme. 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris