Facebook Twitter Google +1     Admin

Cómo es posible que una Sociedad tan europeizada como la catalana haya decidido querer estar gobernada por una troupé semejante?.....

Una parte de nuestra Sociedad está, o finge estarlo, alborotada. ¿Razón? Hay muchas y diversas, pero todas tienen un fondo común. Esta nuestra Sociedad, como otras pertenecientes a diferentes naciones, han alcanzado un grado de deterioro tan relevante que, estamos viendo algunos de los resultados de la situación y esto nos alborota. Desde hace meses, setiembre, los resultados de las elecciones en Catalunya, nos tienen escandalizados ¿Cómo es posible  que una Sociedad tan europeizada como la catalana haya decidido querer estar gobernada por una troupé semejante?. En mi opinión, desde hace años, nunca tan exactamente estuvo representada esa sociedad mayoritaria de ciudadanos que viven en Catalunya, como en esta ocasión. Ya lo dije  otras veces aquí. Se tiene un concepto de aquella, que no se corresponde para nada, y algunos que lo conocen bien, lo ocultan por aquello de no  irritar a sus representantes políticos y sus hooligans. La buena gente de Catalunya, la sensata, la culta, la hacendosa, la que intenta vivir de su esfuerzo cotidiano, que la hay claramente, ha permitido, como en el resto de España, que de eso, de la política política, se ocuparan los menos dotados, los incapaces, los irracionales, que dejaría deducir , lo dicho, no ha mucho,  por el ex ministro Borrell; en fin, los que se suponía no podrían dedicarse a regentar los negocios, la industria; es decir, aquello que se consideraba serio y reclamaba talento. Éstos han tomado la enseñanza y los medios de difusión, y a su través, han llevado aquella Sociedad a lo que se deduce de la representación política saliente de las últimas elecciones autonómicas y generales. Se podría decir, que  aquellos hijos de emigrantes, en primera y segunda generación, que la clase menos formada de Catalunya, les bautizó, despectivamente, como charnegos, ahora, son los que les acompañan en la toma del poder político ¡! Toda una gozada ¡! verles juntos, a los desconsiderados y a los desconsideradores sociales ocupando los sillones que deben representar a Catalunya, dentro y fuera de España .

A nivel nacional, repito, la situación es la misma. En estos momentos la consigna de los dedicados a la política política, los politólogos y unos cuantos más, es,  ¡! salvar al soldado Ryan ¡!  que es, el Sistema. ¿Cómo se podría  evitar una nueva debacle para esta vieja Nación, dado el merdé salido de las urnas el 20 D?  En ello están, se dice, todos los que viven de la mamandurria del presupuesto y unos cuantos más, que si no  lo hacen directamente, si se benefician muy singularmente, muy por encima de cómo lo hace un ciudadano normal, estándar, de a pié. Si nos parásemos a escuchar, leer y ver lo que dicen toda esta gente, los ojos se nos saldrían de la órbitas de tanto forzar su apertura como expresión de pasmosidad, de incredibilidad, de espanto. Resulta que, cuando yo voté a miembros del partido X estaba queriendo decir que estos X se juntasen con los Y y los Z para configurar un gobierno que me representara a mi. ¿No es asombroso? Villar a tres o cuatro u las que sean, bandas. Una suerte de genios una mica retorçat, eso sí. En este caso, salvar a Ryan, el o los que lo consigan, tiene premio, y no en forma de condecoración, si no que, en acceso al presupuesto, a los presupuestos y a las prebendas derivadas de ostentar el poder, por esa razón, el noble objetivo y la generosa predisposición que se muestra en la película de Steven Spielberg , no es, precisamente lo que priva en esta caso de salvar a España de nuevas aventuras políticas que tanto daño nos han causado a lo largo de tiempo, y bien recientemente, también.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris