Facebook Twitter Google +1     Admin

Y luego está lo de los empresarios alemanes.......

Los escribidores y analistas de guardia se sorprenden de que en Cataluña voten el 50% del censo al independentismo. Prosiguen sin enterarse, o mienten al dictado de otros, que los catalanes de origen, siempre votarán independentismo, mientras que eso les procure ventajas. Al mismo tiempo, estos presuntos conformadores de opinión, constatan con alegría que la intención de votar independentismo, haya bajado 8 puntos en las últimas semanas, y se alegran, porque creen que esos que han cambiado de opinión, lo han hecho por llegar a la conclusión de que, el camino emprendido por el independentismo, no es lo coherente, lo correcto . Se vuelven a engañar; más que probablemente, si han efectuado ese cambio de actitud, se deberá a que concluyeron que ,el proces, ya no les rentará; es decir, puro pasteleo, como se dice en aquellas tierras. Siempre estarán donde prevean puedan obtener más ventajas, no de su esfuerzo, y sí, de su pasteleo.

Y luego está lo de los empresarios alemanes. En su día, también los alemanes tuvieron que tutelar la llegada del actual sistema político en España. También, entonces hablaron claro a los díscolos de entonces, los socialistas/marxistas del Partido Socialista . De entrada les impusieron el eliminar el Marxismo de su definición ideológica, que hicieron en el Congreso extraordinario del 29/09/79,  como los propios alemanes habían hecho en 1959 en Bad Godesberg , para considerarlos parte de la Socialdemocracia, y soltarles la pasta necesaria para operar y llegar al poder. Ahora, en Barcelona, un grupo de empresarios les dicen a los independentistas, que les dan 100 días para comprobar que se ajustan al Estado de Derecho, de lo contrario tomarán las medidas que procedan con sus empresas radicadas, todavía, en Cataluña. Les dicen esto, después que espetarles en la cara, del Presidente del Parlament, que llevan 30 años mintiendo y arremetiendo contra el Estado de Derecho y que por ello, deberían acabar en la cárcel. Entre otras cosas, Alemania es potente como País  por tener ciudadanos empresarios de este nivel, que no dudan en opinar en público de lo que le conviene a una Nación. En España, salvados los conatos del presidente de Freixenet  y de la Cámara de Comercio de España, Sr. Bonet, abogado, economista y profesor de universidad, el resto de empresarios se la cogen con un papel de fumar, porque ellos, claro, son empresarios, no políticos; España es la cuarta potencia industrial de Europa, Alemania la primera, y sus empresarios, que son empresarios, no dudan en dar su opinión en público, sin tapujos. Los nuestros se lo cuentan a los escribidores  off de record, no vaya a ser que…… Eso sí, no dudan en poner la pasta para lanzar nuevos partidos políticos que puedan devolverles el favor en forma de ventajas ad hoc.

 

 

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris