Facebook Twitter Google +1     Admin

Esto es para hacérselo mirar.

Desde que Roberto Alcazar y Pedrín, han dejado de ser los más destacados héroes( en aquellos cuentos de nuestra infancia)de la Federal Bureau of Investigación (FBI) esto de la seguridad es, utilizando las  palabras con las  que el  ex alcalde Pacheco, calificó, un bien día, a la Justicia Española, un cachondeo. Es, a mi juicio, un paripé más de los que jalonan nuestra andadura por esta vida.

 

Los enormes, complejos, sofisticados y ¡!costosísimos!! departamentos encargados de proporcionar la seguridad especial, prestada a: personajes, personajillos, puntos sensibles, ctc ctc. van de fiasco en fiasco. Claro que, no faltará quien nos diga, que los ostensibles fracasos, en su cometido, que se dan a la publicidad, constituyen la excepción que confirma la regla de su eficacia. Bueno, es una posibilidad, poco plausible, pero cabe.

 

Sin embargo, en mi opinión, la realidad es que son unos entes montados sobre un barrizal, y cuando el barro se mueve, el ente se cae con todo el paquete. Si yo pretendiera trasladarme a través de un desierto próximo al ecuador, y quisiera hacerlo vestido de negro, no podría pretender, a la vez, no insolarme. Pues sabido es, que el color negro, absorbe todas las radiaciones solares. En el mismo sentido, no parece resultar compatible, el respetar escrupulosamente todos los derechos de los potenciales delincuentes, y al mismo tiempo, lograr prevenirse de sus actos delictivos, pues sabido, que éllos, los aspirantes a delinquir, aprovechan de esa circunstancia para perpetrar sus actos.

 

En los últimos dos meses, los “fallos” en la seguridad espacialísima, han sído de “traca”. Recordémoslo:

1º.-Una pareja de “Frikis” se introdujo en una fiesta en la Casa Blanca, deambulando por los salones de la fiesta presidencial, y retratándose con singulares personajes especialmente protegidos. Pero además, salieron sin ser detectados o, al menos, detenidos. El actual inquilino de la Casa Blanca, está siendo singularmente protegido, vaya o donde vaya o esté donde esté, por aquello de su color de piel. Esto es lo que dicen, pero realmente, parece no ser así.

 

2º.-Al Primer Ministro de Italia, un “admirador”, que además sufre perturbaciones mentales; es decir, no está en su sano juicio, se le acerca lo suficiente como para arrearle con un objeto contundente , cuasi, entre ceja y ceja. Eso parece que ocurre a la salida de un meeting, momento en que se supone camina rodeado de sus guardaespaldas y a media distancia por la contravigilancia de su servicio de seguridad.

 

3º.-Al Santo Padre, se le echa encima una mujer y lo derriba, mientras que oficia actos religiosos en Roma, donde se supone que su seguridad debe tener muy cuidada su estrategia, por la reincidencia de actos que allí se dan con la participación del Pontífice. Además esto ocurre, después de los, aún próximos, ataques, varios, a su antecesor.

 

4º.-Por último, un pre-terrorista, nos dicen fichado y requetefichado, se cuela en un avión, y, además, portando explosivos con los que lo pretende volar. Esto lo hace, en una fechas en que los servicios de antiterrorismo, están “alertados” en todo Occidente.

 

Como dicen los catalanes, esto es para hacérselo mirar. Sinceramente, a mi me resulta difícil creer, que si realmente los servicios de seguridad son tan capaces, como deberían ser por el costo que suponen al contribuyente, esto pueda suceder. Por tanto, algo anómalo está sucediendo alrededor de todo esto.

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris