Facebook Twitter Google +1     Admin

Algunos apuntes acerca del Hospital de Burela

Desde esta atalaya me referí en diversas ocasiones al tremendo peligro que supone para la Sociedad la actuación de determinados personajes dedicados a la política, a los sindicatos o a otro cualquier ente de representación. Esta misma semana, a través de la radio y con motivo de las presentaciones de nuevos presupuestos públicos, estos representantes desgranan retahílas de peticiones, que bien  parecen estar dando publicidad a cartas, de inocentes niños, a los Reyes Magos. Resulta increíble que, a estas alturas de la crisis horrenda en que nos hallamos, todavía no hayan tomado consciencia de que la fiesta se ha acabado. Estado, Autonomías y Municipios, están en quiebra técnica, pero nuestros representantes zonales, prosiguen, erre que erre, demandando que se gaste, más y más, en cosas que, dada la situación, presente y futura, no podemos sufragar. Lo terrible de esto, es que los que tienen el poder de acometer algunas de esas cosas, terminan accediendo para no ver perjudicada su posición política. En buena parte, esta metodología funesta, es la causa de que nos hallemos en la situación en que nos hallamos, y que tengamos que pasar una próxima década de absoluto sacrificio. La cosa es grave. Vean un ejemplo esclarecedor. El día de cierre de la reciente campaña electoral, el Presidente de la Xunta, en un meeting en la Mariña, aseveró que es objetivo para el próximo año, en Sanidad, la ampliación del hospital Comarcal de Burela. Aludía para justificar esa acción, a que la Mariña tiene 100.000 residentes. ¿Lo ven? Algún o algunos políticos de la zona le han vendido esa burra coja que él compró fácilmente, tengo que decir. Ahí está el peligro de esas peticiones mal fundamentadas, en el caso de que lo sean en algo. El Hospital de Burela, tiene 25 años de existencia, y por tanto, debe estar en el umbral del horizonte previsto cuando fue diseñado. Consecuentemente, como ocurrió en Lugo, Vigo y Pontevedra, debería planificarse una nueva edificación que diera respuesta a las necesidades tecnológicas  y de hábitat actuales. Mantener y readecuar un edificio de 25 años debe ser más costoso que amortizar una nueva inversión. Esta si, podría y debería ser causa para actuar sobre la susodicha infraestructura, no los 100.000 residentes, que no hay tal, como demostraré acompañando el padrón oficial del año 2010, último disponible en el INE. Pero, parece se tomará una decisión política, que a falta de que expliquen posibles razones que no son públicas actualmente, tendrá como objetivo salvar la cara de determinados políticos de la Mariña, aunque ello, vaya en detrimento de la calidad del servicio sanitario. Hace pocos meses, y aquí me hice eco de ello, al nuevo Hospital de Lugo, se le otorgó la categoría de Complejo Hospitalario Universitario (CHUL) Se destacó, por parte de conocedores del tema, que esta era una importante coadyuvante para dotar al Hospital de un nivel técnico adecuado a la obra e inversión efectuadas. ¿Por qué se consideraba eso así?. Porque el echo suponía que, diversos profesionales del Hospital, con categoría reconocida para ser profesores en varias disciplinas, no abandonarían Lugo si se le otorgaba al Centro la posibilidad de ejercer la docencia universitaria. Más aún, ese hecho, podría, y debería, atraer a otros profesionales, que no venían a Lugo, por no ofrecer su Hospital, esa posibilidad de realización personal y evolución técnica. Dicho lo cual, no creo necesario abundar en que el Hospital de Burela, que es un comarcal mejorado, pero comarcal- cuando algunos le califican de general están mintiendo simplemente-  tiene difícil atraer o mantener profesionales de esas características, lo que conlleva fijar un techo en la diversidad asistencial, e incluso, en su calidad, salvo excepciones. Actualmente se derivan a otros centros, pacientes, bien por no poder atenderlos dentro de los plazos que fijan los tres estadios de prioridad existentes, bien por carecer el Hospital del servicio necesario para atender una concreta patología, o bien, porque se considera que la enjundia de la atención médica requiere de una mayor especialización. Yo, como potencial usuario estoy muy de acuerdo con esta metodología. No soy el único. Se mueven recomendaciones para obtener, en ocasiones, estas derivaciones por temor a que no se produzcan.Luego, se desean. Si se fuerza el montaje de más servicios, sin que la población referente produzca una rotación mínima de pacientes, la calidad técnica del servicio no será la que yo deseo para mi. A esto podemos ir si las decisiones son políticas, forzadas, y no técnicas. La tipología del paciente del Hospital ha cambiado. Las visitas externas y las urgencias, se  han incrementado fuertemente. Los medios para pruebas diagnósticas complementarias- equipos- se hicieron indispensables para un correcto diagnóstico. Para todo ello, la vieja infraestructura no está acondicionada. Estas serían razones técnicas para prever un nuevo edificio, sin necesidad de fabricar razones inexistentes. Por cierto, que no estaría de más que, en la previsión de futuro, se tuviera presente la capacidad de aparcamiento, que es otro de los handicaps de los actuales Hospitales.   

Reseñamos la población existente en el año de inauguración del Hospital y la del último padrón. Debo señalar, que cuando se afronta la realización de una infraestructura que deba dar un servicio a la población, además de fijar su fecha  horizonte, se calcula la evolución de la propia población para garantizar, dentro de lo previsible, que hasta esa fecha horizonte, la infraestructura tenga  capacidad para atender a la población adscrita. Como podrán ver en la tabla siguiente, en 1986 la población de la Mariña, en los 14 Concellos que constituyen el Área Sanitaria de Cervo/Burela era un 3% superior a la actual. Por tanto, aunque es cierto que existe un núcleo de población residente y no empadronada, porque no viven todo el año, no lo es menos, que el número de mariñanos que por trabajo o estudios, viven fuera de la zona la inmensa mayoría del año,  deben compensar los residentes no empadronados

 

Municipio

año 1986

año 2010

Alfoz

2835

2078

Barreiros

4076

3203

Burela

era Cervo

9536

Cervo

9741

4595

Foz

9741

9990

Lorenzana

3288

2506

Mondoñedo

6481

4406

Ribadeo

8973

9998

Trabada

2237

1346

Valadouro

3097

2185

Vicedo

3012

1973

Vivero

14954

16211

Xove

3802

3500

Orol

2332

1175

Totales                      75692          73692           



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris