Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Se acuerdan del caso de Chicholina en el Parlamento Italiano? . Aquello fue un acontecimiento mundial........

 

Llevamos toda una eternidad  calificando  actitudes de personajes dedicados a la política y a parlamentos de muy diversos lugares, por actitudes  y cosas que acontecen en ellos, de  propios de una república bananera y/o tercermundista. Despectivamente claro. Ahora nos llegó el turno a nuestra Nación, la más vieja de Europa y con instituciones, por tanto, que deberían gozar de mucha solera, entre ellas la Universidad, pues la de Salamanca es la primera que ostentó  tal título en Europa(1212). Reiteradamente, también, solemos acudir, para establecer comparaciones, a Estados Unidos, Reino Unido o Francia, por considerar que es allí donde las Democracia y las Administraciones del Estado, funcionan mejor en comparación con lo que acontece en España. Fíjense que no menciono Italia, porque, habitualmente, no la colocamos como referencia positiva. ¿Qué opinarán de lo que está aconteciendo en España en esos lugares citados como nuestras referencias?.  ¿Opinarán que somos una Monarquía Parlamentaria bananera o tercermundista?. Si se basan  en las singularidades que estamos viendo en el Parlamento Español, quizá tengan razón, no a calificarnos de bananeros o tercermundistas, porque eso es una impostura, pero sí de  de rudimentarios. Comparecer desaliñados en el puesto de trabajo, es propio de personajes elementales, de simples, aunque, como es el caso, en muchos de estos actuantes, hayan pasado por la Universidad e incluso ejerzan, supuestamente, la docencia. ¿Se acuerdan del caso de Chicholina en el Parlamento Italiano? . Aquello fue un acontecimiento mundial. No, no estoy comparando a nadie con nadie, ¿Eh? Lo que digo es que dar de mamar a un niño en el Parlamento, es propio de un ser elemental y simple, intelectualmente hablando, aunque, la actora, en este caso, esté reconocida, se dice, como muy inteligente desde su niñez, dorada, en Santiago de Compostela. Supongo que a la susodicha, y a su claque, no les importará, pero a mí, esa dama de pechos al aire en un acto público de la máxima trascendencia democrática, no me representa. Estoy seguro que, esta acción tan evolucionada,  será vista como un nuevo acontecimiento mundial , muy propio de un país  del sur de Europa, inmerso en ese grupete de pigs, calificativo que tanto nos j…., pero que nos lo ganamos a pulso a través de algunos de nuestros representantes.

Estos días, los politólogos y analistas – si sumamos estos a los dedicados a la política ya constituyen una mayoría natural en España, que se retroalimentan entre sí ejemplarmente- se preguntaban porque la juventud española ha votado a la formación de la Srª Diputada  amamantadora. No les salen las cuentas, y no lo hacen, porque están hartos de pregonar que estamos ante la hornada de jóvenes mejor formada de las Españas, y, claro, una cosa no es compatible con la otra. Luego, se asombran de que un inmigrante a España,  procedente de un país de esos que denominamos bananero, sin formación académica, manejan  el lenguaje y el idioma mejor que nuestros universitarios  - por letras- . La razón hay que buscarla en que una cosa  es obtener títulos en España, desde hace años, y otra adquirir formación. Hace pocos días me lo reconocía un profesor de universidad. Nunca tantos personajes,  con varios títulos, hubo, pero no saben expresarse ni entienden lo que leen, me decía que observaba en sus clases. Sabemos lo fácil que es obtener títulos, y si no lo sabemos, podemos preguntar al entorno de etarras. Este profesor me decía, que las Universidades, están más dedicadas a obtener alumnos que a conseguir buenos licenciados. ¿Razón? Varias. Dos: una, si no tienes alumnos no tienes presupuesto para mantener el ejercito de profesores que hay  abcritos a cada Universidad . Dos, en muchos departamentos de facultades, los aprobados o  suspensos, se otorgan en función de la ideología de los in-docentes  y de los alumnos. En la Universidad donde ejerce este profesor, hay facultades  donde el cuerpo de docentes, doblan al número de alumnos. Este profesor estaba, cuando yo llegué para verle, dando la clase en su despacho, tenía un alumno. En la clase anterior, me dijo, tenía dos, y, también les atendió en su despacho. Muchos, ya sé que no todos, de estos licenciados  aspiran a que partidos como los de la amamantadora, les den de todo y gratis, ellos solo deben poner el voto, ir al parlamento desaliñado y con mochila sucia y si es el caso, sacar el pecho para una amamantada. La amamantadora tuvo de todo, parece, y sin esfuerzo, porque otros predecesores suyos, en lugar de amamantar en público, amasaron fortuna haciendo jarabes y otras pócimas en la Compostela  culta  milenaria, lo que le permitió a  ella, convertirse en la primera diputada que, sacó la teta a pasear en el Parlamento, porque su porvenir no debe preocuparle mucho dada la procedencia.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris