Facebook Twitter Google +1     Admin

Contestación al Presidente del Comite de Empresa de Alcoa S. Ceprían(Cervo)

Hace unos días, publicamos una carta abierta al Presidente del Comité de Empresa de Alcoa. A regañadientes me ha contestado, pero sin hacerlo públicamente, por ello, no daré publicidad a aquella misiva. No obstante, si lo haré a mi contestación, porque de ella se trasluce una actitud poco profesional del citado cargo sindical y considero no debo ocultarlo.

 Ya, Sr. Combarro, ya intuyo que le resulta difícil asumir ciertas responsabilidades. Supongo, que esa sería la causa, no fundamentada, de no tener deseo de contestar a mi carta abierta, puesto que en ella solo se “levanta acta” de un hecho, socialmente reprobable, de no colaborar con sus conciudadanos para un hecho tan, relativamente banal para vds , como el que yo le relaté. Pero, ha contestado. Lo celebro, no por mi, por vd ,que ostenta un cargo social relevante y hay ciertas actitudes atávicas, que les adornan a los sindicalistas, que no le están permitidas en pleno siglo XXI, como bien recogen las encuestas del CIS.

Que yo sepa, Sr. Combarro, no he convivido con vd ninguna relación. Ni cordial,  ni no cordial. Tengo a gala ser un ciudadano, que le recuerdo es como se identifica a una persona, miembro de un Estado y titular de derechos políticos y sometido a sus leyes. En ese sentido, no pedí, ni pido, ni pediré favores a políticos/sindicalistas, porque entiendo, que el favor que se me hiciere, iría contra los intereses de otro ciudadano. Yo pido, que se respeten y cumplan mis derechos y, en este caso, Sr. Combarro, con mi carta abierta, estoy haciendo uso de uno de éllos, hacerle saber a ese Comité de Alcoa, que le importó un carajo la problemática de los convecinos que pretendían exigir se les respetase uno de sus derechos como ciudadano. ¿Me he explicado, Sr. Combarro?. Por cierto, esta misma semana, vecinos de Cervo se han tenido que reunir con su alcalde, para que éste, en tanto que Vicepresidente de FEGAM, plantee el acuciante problema que prosigue siendo, el que a ciudadanos de la zona, se les esté remitiendo facturas del consumo eléctrico  improcedentes y que han de pagar para no verse privados del servicio, claro que estos vecinos, todavía no han cortado el tráfico de la N-642 para defender sus legítimos, también, intereses

Entiendo, creo, lo que vds están pidiendo. Si, una regulación que favorezca la cuenta de explotación de Alcoa, que como dice vd , ya se hace en otros países. Pero vd sabe, y si no yo se lo digo, que para que la cuenta de explotación de las eléctricas “cuadre” ; es decir,arroje el pertinente y legítimo margen de beneficio, haciendo una regulación que implique vender energía a un sector por debajo de su precio de mercado, alguien debe cubrir esa pérdida de beneficio bruto, y ese alguien, somos vd , yo y el resto de ciudadanos. ¿No lee vd la prensa? El descuadre en esas cuentas de explotación, superior a 24.000 millones de euros que, nos dicen, se dan ahora, y que vamos a pagar todos los ciudadanos, son el fruto de esas regulaciones y desregulaciones que determinados políticos han efectuado durante los últimos lustros en beneficio de éllos mismos y de las “eléctricas”. Créame, Sr. Combarro, yo entiendo se ayude a Alcoa. Lo entiendo porque creo que es mejor ayudarle a la empresa a que funcione, para que:  contribuya al PIB de Galicia y España, pague sus impuestos y mantenga puestos de trabajo, que mantener a su elenco de empleados en el paro. Pero, Sr. Combarro, la ayuda debe efectuarse con ¡!cuidadiño!! no sea que, estemos, los ciudadanos, pagando otros excesos. Los ciudadanos, nunca hemos estado contra los intereses de Alcoa, que yo sepa. Nunca la hemos puesto en peligro de viabilidad, que yo sepa. Los sindicalistas, ya no estoy tan seguro, por eso, Sr. Combarro, yo creo que vds defienden su privilegiado puesto de trabajo- yo me alegro que sea un privilegio en la zona, créame- aduciendo la defensa de la empresa, y mañana, quizá,  la achucharán , porque ya que les pagamos parte de su fra. energética los ciudadanos, para que acepten un convenio más social ¿se dice así?. Permítame que le cuente un chiste, para distenderle. Se dice que un sacerdote, retornando una noche de lluvia y viento de administrar la extremaunción a un moribundo, vió como el puentecillo que le permitía cruzar sobre un arrollo, que estaba muy crecido por la tormenta, esta, la tormenta, se lo había llevado. Miró unos metros alrededor, y vió que sobre el cauce del arrollo había caído un eucalipto, y en ello vió su salvación. Pero, recapacitó y se dijo, la cáscara de este árbol mojada en absolutamente resbaladiza, por tanto puedo resbalar y caer en el tormentoso arroyo . Recapacitó nuevamente, y se dijo, le pediré a Dios que me guíe ; pero, le entró una duda ¿Y si el diablo hace una de las suyas y me zancadillea? . Después de razonar un rato se dijo. “Ya lo tengo” y se pronunció en viva voz de esta guisa: “Dios es bueno, pero el diablo no es malo” .

Pues si, Sr. Combarro, en eso acierta, me dirigí al Comité de Empresa de Alcoa a través del correo de una persona con nombre, que no cité, deliberadamente, porque se que los demás también tienen derechos, como yo. Y, Sr. Combarro, después de deliberar, insisto, el Comité, se me traslada, porque lo pregunté, de lo contrario ni eso hacían, que descartaban entrar en ese tema, a diferencia de lo que había hecho el Hospital, por ejemplo. Entonces yo me dirigí al Comité, y ahora lo hago a Vd como presidente y máxima representación, le supongo, del Comité, que, Sr. Combarro, prosigue siendo el mismo órgano de representación aunque hayan cambiado componentes. Créame, diciéndome que debería dirigirme al presidente de entonces, no me defrauda, es lógico que vd se pronuncie así, porque vd no tiene porque conocer que el Comité es el Comité, lo presida quién lo presida, y que cuando una persona asume un cargo de representación al frente de un organismo, se hace responsable del pasado institucional ,y no doloso, del organismo. Menos mal, que vd reconoce que mi asunto ( de millones de ciudadanos de España, no mío, yo solo ponía mi trabajo) se trató en el Pleno, cosa que me era sabida, por eso me dirigí al Presidente del Comité y por extensión, supongo, del Pleno, en lugar de hacerlo a la persona de ese Comité que hizo el trabajo de presentar la petición que yo le transmitiera. Si, yo se quién es ese liberado de UGT, pero respeto su anonimato, porque no se si desea que  haga público su nombre. ¿Por qué no me indica en este, su escrito, las razones en que se apoyó la decisión negativa del Comité?. Yo, las supongo razonables, y por tanto no deberían ocultárseme ¿No cree?.

No Sr. Combarro, yo nunca fui candidato sindical en Alcoa. Está vd suponiendo, y ¡! la suposición mata la información ¡! Yo no trabajé, ni directa ni indirectamente en Alcoa. Se equivoca de hombre, créame. Yo no dudo que vd siempre defendiera los intereses de los trabajadores, es más, lo doy por hecho ¿Y los de la Empresa, Sr. Combarro? Tanta obligación de un sindicalista, racional, es defender los intereses de los trabajadores como los lícitos de la Empresa, porque defendiendo estos, también se defienden los de los trabajadores ¿ O, no?. Supongo, Sr. Combarro, que ahora, que si está defendiendo los intereses de la Empresa, lo hará porque, como vd bien dice, está defendiendo sus puestos de trabajo- que hoy son muy necesarios, dice; yo creo que siempre -  a través de defender la viabilidad de la Empresa ¿Lo vé?

Porque no le conozco de nada, aunque me pongo a su disposición para lo que guste, no pudo defender mis intereses. Está vd errado. Tampoco fue siempre solidario ese Comité que vd preside, y, yo me dirigí y dirijo a vd. como presidente no a título personal. Yo responsabilizo a ese Comité de la insolidaridad cometida con nosotros, no al Sr. Combarro. Si el Sr. Combarro era parte de aquél Comité, si, en la alícuota que le corresponda. Vd. está pidiendo colaboración como Presidente del Comité . así lo escucho yo en radio y por eso yo se que vd es el presidente y me dirijo a quién está representando al Comité en esa petición de colaboración, que es la misma persona, institucionalmente hablando, que me ha denegado mi petición de colaboración en Febrero del 2011. Espero, Sr. Combarro, quede claro que yo no fui sujeto de sus favores, ni trabajé en Alcoa; que, por escrito, les demandé ayuda para los ciudadanos de España, y que nada personal tengo contra vd ni contra nadie del Comité, simplemente les recuerdo que ese Comité fue tremendamente insolidario y que ahora se vé en la coyuntura de tener que solicitarnos colaboración, QUE YO NO LES NEGARÉ, y solicitaré a los vecinos asociados, se la den también, pero sin olvidar que, si les necesitamos en otra ocasión, cabe que vds. no hagan lo mismo por nosotros, si nos atenemos a los precedentes.

 

Saludos cordiales.

 

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris