Facebook Twitter Google +1     Admin

Neumünster, ciudad independiente, del estado asociado alemán, Scheswig-Holstein, donde Europa decidió acerca del proces ¿...?...

Debatían ayer algunos periolistos y  políticos del Psoe, acerca del asuntillo de los Eres en Andalucía. Reconocían que, algunos de ellos, los más conocían y mantenían amistad con los dos más relevantes implicados, Sres Chaves y Griñan. Reconocían, a su vez, que son buenas personas y ¡! Honradas!!. Uno de ellos, director de un diario de cabecera nacional, sostenía que no se estaba dilucidando sus singularidades, se está juzgando si se respeto o no los procedimientos reglados para gastar esos más de 850 millones de € que, se dice, son el problema. Es claro que estamos ante la enésima ocasión en que, los periolistos se pliegan a los intereses de políticos que han infringido, presuntamente, la Ley. ¿Qué por qué lo hacen?  Porque forman parte del tinglado, ese tinglado que se conoce como Stablishment y que les da trabajo/ingresos a los periolistos. Decía, en esa misma ocasión, el director de periódico citado anteriormente, cuando el político, ex director de autonomía, del Psoe les recomendaba a los periolistos investigar acerca de,  quién es ó son los jueces alemanes que han actuado estos días a favor de la descomposición de la Democracia favoreciendo los vergonzosos !! y costosos!! actos desarrollados en y desde Catalunya, apuntándoles  a que, el costosísimo abogado que obtiene, para los revoltosos catalanes, esos logros puede tener relación de condescendencia   sobre los juristas actuantes, a causa de anteriores cargos institucionales; decía el director de periódico que periodismo de investigación es, realmente, periodismo de filtración. Por eso, los periolistos, camaleónicamente adaptan sus crónicas y opiniones, a favor de quien o quienes les pueden filtrar noticias que produzcan titulares mórbidos, que es, lamentablemente, lo que el vulgo más compra.

Un sistema político que pone en las manos de un solo, o un trío, juez  algo de tanta trascendencia como ocurrió en Neumünster, en land alemán de Scheswig-Holstein, que tiene una población igual a la de Galicia, aunque la mitad de la superficie, en donde tienen como idioma oficial: Alemán, danés, frison septentrional y bajo alemán. ¡!!Ahí es nada!!! . Pero además, cuenta con cuatro ciudades independientes-una de las cuales !!! Mamma mía !!! es Neumünster- al margen de los 11 distritos que forman el núcleo del Estado, tierras han pertenecido sucesivamente a:  Dinamarca,  Prusia  y Alemania. En fin, un lugar ideal para que, la descomposición en reinos de taifas, sea bien acogida, ese sistema político tiene un grave problema, si es que no tiene previsto pastorear al tercer poder, la Justicia, como propia el socialista Sr. Guerra, se escribió. Imagínense algún juez gallego, de los que ahora pululan en la política,  decidiendo sobre un tema trascendental para el Estado Alemán, con la aversión que manifiestan hacía aquella Nación. No hay más comentario al respecto, vds deduzcan, que deducir es un método científico reconocido.

Volviendo al asunto de la honradez de los ex presidentes de Andalucía, no seré yo quien la ponga en duda, simplemente por carecer de conocimiento de sus actitudes personales a lo largo de su vida. Pero lo que si haré, será exponer mi teoría acerca de que, la honradez en determinados casos, como este o el de la ONG´s, tan en boga actualmente por sus hechos relacionados con la moralidad; casos donde se manejan fondos emanados de los impuestos y de algunos otros lugares, la honradez, no se halla a simple vista. Me explicaré. Decían los amigos de los ex mandatarios andaluces, en la radio, que están seguros de que ambos no se han llevado una peseta a su casa. Es plausible, entre otras razones, además de la intrínseca honradez personal  posible, porque no necesitan hacerlo. ¿Por qué? . Pondré un ejemplo para mejor hacerme comprender. Si sobre una mesa se colocan algunos miles de unidades de peseta en papel, y la mesa está expuesta en lugar por donde pasen este tipo de dirigentes, pueden acaecer, básicamente, tres tipos de acciones: Primera, los personajes pasan y no toman una sola peseta, como decían los tertulianos. Segunda, los personajes al ver el botín, abren una venta y la puerta para que se establezca una corriente de aire que lleve al suelo un lote de pesetas. Una vez en el suelo, las toman por aquello que no son de nadie; no se les podría tachar de ladrones jurídicamente, si en el proceso judicial, niegan haber abierto la ventana y puerta. En todo caso, un reproche social mínimo, por no buscar al titular de lo hallado para entregárselo, aunque, en este caso, siempre cabe la atenuante de ser persona muy ocupada en cosas mayores y olvidarse de la devolución. Tercera, los personajes no tocan una peseta, se limitan a poner a cuidarlas a otros personajillos  que las tomarán; cuarto y mitad se las llevarán a su casa- recuerden maletines llenos en casa de familiares o en bancos andorranos y casas de particulares, donde la propia madre del cuidador reconoce que en su casa, su hijo, tiene dinero para asar una vaca, no unas chuletas, que bastaría un fajo, no, una vaca, que necesitaría kilos en millones de pesetas- y con el resto comprarán votos para que yo, honrado ejecutivo del máximo nivel político, mantenga mi poltrona eternamente. Claro que los periolistos dicen que cobran poco estos altruistas y esforzados  servidores de la Sociedad , por lo tanto, no será por el sueldo por lo que ¿consienten, favorecen, hacen ó dicen que no ven, no saben etc etc?. No, por el sueldo no, por lo que conlleva el puesto: gastos pagados, dietas, status social, jubilación espléndida, medicina particular pagada, créditos blandos, títulos académicos facilillos, empleos para familiares y al final, una consejería independiente – eso, sí- un una IBEX 35 con unos emolumentos que van  desde decenas a cientos  de miles de €. ¿Para qué coño necesitan coger las pesetas?  ¿Esas? Pal pueblo, por si necesitan asar una vaca.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris